La Semana Santa eleva la creación de empleo a un ritmo récord

Marzo suma 160.579 afiliados, la mayor alza en este mes en la serie estadística

Oficina de empleo de Vallecas. Atlas / Samuel Sánchez

A la nueva corriente de fondo de la economía española, que encadena 14 meses generando empleo, se ha sumado el impulso que suele traer la Semana Santa. Un viento favorable que, todo apunta, fue esta vez más intenso que en los últimos años. La confluencia arroja el mayor incremento de la ocupación en un mes de marzo desde 2001, año en el que la Seguridad Social comenzó a ofrecer la información en medias mensuales.

La afiliación media creció en 160.579 personas respecto a febrero, según los datos publicados este lunes, para situar en 16,83 millones el número total de ocupados. El repunte mensual es aún más significativo si se tiene en cuenta que se produce sobre un mes de febrero que ya supuso una aceleración en la creación de empleo.

La evolución positiva de los dos últimos meses permite compensar el (también habitual) mal arranque del año tras la campaña navideña, de modo que el primer trimestre se salda con un balance positivo —57.000 afiliados más que al cierre de 2014— por primera vez desde el inicio de la crisis, en 2007.

El efecto positivo, y temporal, de la Semana Santa es fácil de rastrear en los sectores que más crecen —la hostelería concentra casi un tercio del aumento mensual de la afiliación— o en su distribución regional: Andalucía, Cataluña y Baleares, tres comunidades en las que el turismo tiene un peso relevante, sumaron casi el 60% del incremento de la ocupación.

La Semana Santa también incide en el acelerón del aumento anual del empleo. El año pasado, estas fiestas cayeron a mediados de abril, con lo que la comparación con marzo de 2014 es aún más favorable: en los 12 últimos meses, el empleo ha aumentado en 536.512 personas, lo que supone un 3,3% más, una tasa anual propia de los años previos a la crisis. Pero no todo es Semana Santa: con las correcciones para expurgar los efectos estacionales, la afiliación habría aumentado en casi 105.000 personas.

Descenso del paro registrado

La confluencia del efecto estacional de la Semana Santa y de la recuperación de la actividad económica en el último año se puede apreciar además en los datos de paro: en marzo, los servicios públicos de empleo tenían registrados como parados a 4,45 millones de personas, 60.214 menos que en febrero. Y, corregido el efecto estacional, el paro disminuiría en 63.386 personas, “el mejor dato en la serie histórica en cualquier mes”, según destacó Empleo en un comunicado.

El efecto Semana Santa también pesó en las valoraciones. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, lo obvió ayer para afirmar que España se encuentra ante “un cambio estructural”. Báñez destacó también el repunte de la contratación indefinida a tiempo completo en el último año, un 30%, que relacionó con las subvenciones del Gobierno —la tarifa plana de 100 euros en las cotizaciones a la Seguridad Social para nuevos contratos indefinidos—. Los sindicatos UGT y CC OO insistieron en que el empleo que se crea es “estacional” y “precario”, subrayaron que solo el 10% de los contratos firmados en marzo fueron indefinidos. Y, sobre todo, recordaron que aún hay 2,5 millones de parados más que en el arranque de la crisis.

Más información