Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se gasta un 38% de la ‘hucha de las pensiones’ en tres años

La dotación del Fondo de Reserva bajó de 66.815 a 41.634 millones entre 2011 y 2014

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, entrega el informe del fondo de reserva al presidente del Congreso, Jesús Posada. A su izquierda, Tomás Burgos, secretario de Estado de la Seguridad Social. EFE

Desde que comenzó la legislatura, el Gobierno no deja de tirar del fondo de reserva de la Seguridad Social, de modo que en la hucha de las pensiones cada vez hay menos ahorros. El informe anual del fondo, entregado este lunes por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en el Congreso de los Diputados, confirma que sólo quedan ya 41.634 millones en la hucha, cuando hasta 2011 había acumulados 66.815 millones. Es decir, en tres años de legislatura el Ejecutivo del PP se ha gastado un 38% del fondo.

El fondo de reserva de las pensiones fue creado en 2000 por el Gobierno de José María Azanar con la idea de crear un colchón para cuando el envejecimiento de la población comprometiera el pago de las pensiones. El actual Ejecutivo del PP insiste en que al usar ahora la hucha cumple con lo previsto por la ley (que prevé utilizarla cuando haya “déficit estructural” en las cuentas de la Seguridad Social), pero al mismo tiempo ha suprimido, entre 2012 y 2016, el tope de retirada de dinero (unos 3.000 millones al año) que establece esa misma norma.

De hecho, el actual Gobierno de Mariano Rajoy saca cada vez más dinero de la hucha de las pensiones. En 2012 fueron 7.003 millones, en 2013 otros 11.648 millones y el año pasado la Seguridad Social retiró 15.300 millones más. En total, son casi 34.000 millones en tres años, compensados en parte por los rendimientos generados por las inversiones del fondo. Además, el Gobierno también dispuso de 5.350 millones del superávit de otro fondo, el de prevención y rehabilitación.

El recurso a estos fondos, en su mayoría para hacer frente a las pagas extras de los jubilados y la mínima revalorización de las pensiones, corre en paralelo al déficit recurrente de la Seguridad Social en estos tres últimos años, que ha rondado el 1% del PIB en cada uno de los ejercicios (unos 10.000 millones al año). El desplome de las cotizaciones sociales ocasionado por la masiva destrucción de empleo, la incorporación de nuevos trabajadores con sueldos más bajos y algunas medidas del Ejecutivo para bonificar la contratación ha hecho un agujero en las cuentas de la Seguridad Social, cuyo superávit hasta 2008 había contribuido a dotar el fondo.

En los últimos seis años, solo en 2010 hubo una aportación de recursos (1.740 millones) a la hucha con cargo a excedentes presupuestarios de la Seguridad Social, a los que el Gobierno ha sumado otros 1.371 millones de beneficios generados por las mutuas de accidentes de trabajo en la última década.

"Seguiremos utilizando el fondo, pero en cuantías muy inferiores a las de años anteriores", dice Burgos

En estos 14 años, las inversiones del fondo de reserva en títulos de deuda pública, en su inmensa mayoría del Tesoro español, han generado un rendimiento de 22.101 millones, insuficiente para compensar las disposiciones de fondos que ha acometido el Gobierno en tres años. La rentabilidad media anual acumulada por el fondo llega al 5,06%, aunque en el último año marcó un nuevo récord al alcanzar el 11,85% en 2014.

El aumento del rendimiento se debe a que, al habitual cobro de intereses de los títulos de deuda en cartera, se ha sumado en los últimos años las operaciones de venta de títulos en el mercado secundario para hacer frente a las disposiciones del fondo: solo a las ventas de 2014 se le ha sacado un beneficio de 1.041 millones sobre el valor de adquisición.

El bajo interés que ofrecen los títulos emitidos por el Tesoro español (y otros Tesoros europeos) cambia los parámetros habituales en los últimos años para el fondo de reserva. Los títulos que se adquieran ahora ofrecen un rendimiento muy inferior al del pasado; a cambio, los títulos que ya tiene en cartera el fondo se han revalorizado sensiblemente, lo que hace más atractivas las ventas, que seguirán siendo necesarias este año, para el que se pronostica un déficit del 0,6% del PIB. La dotación de 41.634 millones del fondo, por el precio de adquisición de los títulos, se convierten a valor de mercado, en 47.721 millones a 31 de diciembre de 2014.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, explicó en el Congreso de los Diputados que "la previsión es seguir utilizando el fondo hasta que se recupere por completo el equilibrio presupuestario". Aunque aseguró que en 2015 se recurrirá a la hucha de las pensiones "en cuantías muy inferiores a las de años anteriores". "Si hoy vendiésemos el fondo, rebasaríamos ampliamente los 48.000 millones", añadió.

Más información