Inditex sube sus ventas más del 8% y su beneficio supera los 2.500 millones

La dueña de Zara factura 18.117 millones y elevará el dividendo el 7,5% hasta 0,52 euros

El presidente de Inditex, Pablo Isla, en la presentación de resultados. Atlas / EFE

Inditex, la empresa española propietaria de cadenas como Zara, Bershka o Massimo Dutti, registró ventas el pasado ejercicio por valor de 18.117 millones de euros, un 8% más que el anterior. Los beneficios superaron la barrera de los 2.500 millones, lo que supone un crecimiento del 5,2%. Con este balance, la compañía vuelve a batir récords de resultados y acelera su actividad, después de un frenazo de las ganancias en 2013. Y esto, a pesar de que la fluctuación de las divisas todavía ha pesado en las cuentas del ejercicio: a tipo de cambio constante las ventas crecieron por encima del 11%. La empresa ha anunciado que lanzará este año un plan de incentivos para 70.000 empleados, entre los que repartirá el 2% de los beneficios como máximo.

La empresa ha creado 8.740 empleos nuevos en un año, 1.800 de ellos en España

La empresa textil más grande del mundo tenía al finalizar el ejercicio (que va de febrero de 2014 a enero de 2015) 6.683 tiendas en 88 mercados y empleaba a 137.057 personas. Es decir, que en un año cuenta con 343 comercios y 8.740 trabajadores más, 1.800 de ellos, en el mercado Español. Su superficie de venta ha crecido en total el 10%. Y el resultado operativo (ebitda) aumentó el 5% y se situó en 4.103 millones de euros.

En España las ventas han crecido el 5%, según ha señalado Pablo Isla en la presentación de los resultados, que ha tenido lugar esta mañana en Arteixo. El ejecutivo ha explicado que el 2014 fue un año "de crecimiento sólido" en el mercado español y espera que continúe este ejercicio. Los resultados fueron recibidos por la Bolsa con una subida del 2% en el inicio de la sesión y terminaron con una subida del 3,48%, hasta los 29,15 euros.

La inversión del grupo ha sido superior a la anunciada: la ordinaria se ha elevado a 1.396 millones, mientras que el año pasado los objetivos eran de 1.350 millones. Y el grupo, además, ha realizado una inversión extraordinaria de otros 400 millones de euros, para adquirir un inmueble para Zara en el barrio del Soho de Nueva York.

Inditex ha avanzado este miércoles que ha empezado en 2015 con mucha fuerza. Según señala en su comunicado enviado al regulador bursátil, "las ventas en tienda y online a tipos de cambio constantes han aumentado un 13% en el período desde el 1 de febrero hasta el 14 de marzo de 2015".

El consejo de administración propondrá a los accionistas aprobar un dividendo de 0,52 euros por acción, lo que supone un incremento del 7,5%, "que se compone de un dividendo ordinario de 0,402 euros por acción y de un dividendo extraordinario de 0,118 euros por acción", que se pagarán en mayo y en noviembre.

Nuevo plan de incentivos para la plantilla

La compañía ha anunciado también esta mañana al regulador bursátil que va a poner en marcha un nuevo plan de incentivos para toda la plantilla para este ejercicio y el siguiente. "El plan está dirigido a todos los trabajadores de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales de todo el mundo con más de dos años de antigüedad". Entre todos ellos, el grupo repartirá "el 10% del incremento del beneficio neto atribuido a Inditex con respecto al año anterior, hasta un máximo del 2% del beneficio total". Este pasado año el incremento de beneficio con respecto a 2013 fue de 124 millones de euros, por lo que se hubieran repartido 12,4 millones en total.

La plantilla beneficiada incluye a unas 70.000 personas en 54 mercados. El plan tiene un alcance de dos años. "La primera parte del plan se cobrará en 2016 teniendo en cuenta el incremento del beneficio neto del grupo en 2015 respecto al año anterior. La segunda parte se ejecutará en 2017, siguiendo el mismo modelo", ha explicado en un comunicado.

Isla ha explicado esta mañana que el plan se suma a los 400 millones que ya se reparten en la empresa por comisiones y otros incentivos comerciales. El ejecutivo se ha resistido a vaticinar cuánto dinero supondrá para cada empleado, y ha justificado que los salarios son distintos según la posición, si se trata de jornadas completas o partidas y otros condicionantes. Además, puesto que el plan está directamente vinculado con el crecimiento de los beneficios, su cuantía dependerá de si logran o no mejorar las ganancias de nuevo en 2015.

España reduce su peso en el negocio

Zara sigue siendo, de lejos, la marca que más ventas aporta al grupo. El año pasado facturó 11.594 millones de euros, el 7% más. La joya de la corona de Inditex es la que más pesa en las ventas (supone casi el 64% del negocio), pero no la que más crece. Zara Home se disparó el 21%, hasta los 548 millones de euros y Oysho, la cadena destinada a la ropa interior, el 18%, hasta 416 millones. La única marca que registra peor resultado que el año anterior es Uterqüe. Esta línea de complementos tuvo ventas por valor de 68 millones, el 4,2% menos que en 2013.

Por mercados, España vuelve a reducir su peso en la tarta de ventas. El año pasado aportó el 19% del negocio, 0,7 puntos menos que el 2013. El resto de Europa gana una décima de terreno (es ya el 46% de su mercado) y Asia es la segunda región más importante, con el 21,1% de las ventas.

La empresa que preside Pablo Isla termina de nuevo el año con la hucha rebosante. Dispone en caja de 3.798 millones de euros de efectivo y equivalente, así como otros 222 millones en inversiones financieras a corto plazo. Por el lado de las deudas, solo apunta en su balance dies millones de compromisos pendientes con la banca. Su posición financiera neta supera así de nuevo los 4.000 millones este año.

Otros 1.350 millones de inversión en 2015

La compañía que fundó Amancio Ortega en 1963 tiene este año el objetivo de invertir otros 1.350 millones de euros, aunque Inditex recuerda que irá "en función del programa de apertura de nueva superficie comercial". Estima que en el ejercicio 2015 el espacio comercial "crecerá en línea con los objetivos de largo plazo de la compañía": espera entre 420 y 480 aperturas nuevas, mientras también lleva a cabo el cierre de entre 80 y 100 comercios pequeños que, según su estrategia de los últimos años, quedan absorbidos por tiendas mayores. Eso dejaría la cifra de aperturas netas entre los 320 y los 400 comercios.

En el ejercicio 2015 Zara prevé lanzar la venta online en Taiwán, Hong Kong y Macao. La compañía inició la venta por Internet en 2007, con el lanzamiento de la tienda virtual de Zara Home. Hoy está presente en 27 mercados de los 88 que opera con tiendas físicas, pero el objetivo, señala Inditex, es "la expansión progresiva global de todas las cadenas".

Más información