Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El precio de la vivienda sube un 1,8% en 2014 tras seis años a la baja

Los pisos solo bajan en tres comunidades autónomas

Una promoción de viviendas en venta, en Madrid. EFE

El precio de la vivienda aumentó en 2014 tras seis años de crisis inmobiliaria en los que han ido a la baja, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística. La variación anual del Índice de Precios de Vivienda (IPV) en el cuarto trimestre de 2014 aumenta un punto y medio y se sitúa en el 1,8%, con lo que se confirman las señales de cambio de tendencia en el sector. 

Por tipo de vivienda, la vivienda nueva se encarece un 1,9%, mientras que el precio de las casas de segunda mano, que son las que están tirando al alza de las ventas en el mercado, avanzan un 1,7%.

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. Previamente, en 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó una tasa positiva, del 9,8%.

Según los datos por trimestres, el precio de la vivienda libre aumentó un 1,8% en los últimos tres meses de 2014 en relación al mismo trimestre de 2013. Esta tasa supone un avance de 1,5 puntos con respecto al repunte del tercer trimestre (+0,3%). De esta forma, ya son tres los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas.

Por comunidades, un apartado relevante por la disparidad de precios entre regiones, ciudades y barrios que ha vivido el sector a lo largo de toda la crisis, hay tres comunidades que siguen con los pisos a la baja: Asturias (-1,5%), Extremadura (-0,7%) y Navarra (-6,9%). Por el contrario, donde más suben los precios es en Madrid (2,8%) o Cantabria (2%).

En opinión de los expertos, el dato es positivo, aunque con matices. Para Manuel Gandarias, director del Gabinete de estudios de pisos.com, el “incremento es mínimo, pero sirve de aliento a la regeneración del mercado de la vivienda”. En cualquier caso, recuerda que 2014 se compara con el que fue “el año más duro para el sector”, 2013.

Asimismo, Gandarias advierte de que “la vivienda evoluciona de forma diferente en función del producto y, sobre todo, de la localización, además de tener una relación directa con la oferta disponible”. “Estaremos pendientes de los porcentajes que marca 2015, pero es probable, o al menos deseable, que no se recuperen los niveles de 2007, dado que el objetivo es el crecimiento sostenible”, ha añadido.

Más información