Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
IAG

El grupo de Iberia dispara su beneficio

IAG ganó el año pasado 1.003 millones de euros, seis veces más que en 2013

IAG
Dos aviones de Iberia en el aeropuerto de Madrid Barajas Bloomberg

El grupo de aerolíneas IAG, del que forman parte British Airways, Iberia y Vueling, disparó su beneficio el año pasado. En el ejercicio de 2014 cosechó ganancias netas de 1.003 millones de euros, frente a los 153 millones de un año antes. Iberia aportó 50 millones al beneficio operativo del holding, frente a los 166 millones de pérdidas del 2013.

“La reestructuración llevada a cabo por Iberia ha sido excepcional, tanto desde el punto de vista financiero como operativo, y estamos muy orgullosos de lo que ha conseguido, en especial su estricto control de costes. En 2013 anunciamos que nuestra intención era que Iberia fuera rentable en 2014 y hemos cumplido esa promesa", ha destacado el consejero delegado del grupo, Willie Walsh, en el comunicado con los resultados del año. La aerolínea española ha vivido un ejercicio muy positivo, en el que ha encadenado aumentos de pasajeros, en parte gracias a la actividad de su filial de bajo coste Iberia Express, que cerró su conflicto laboral a principios del ejercicio. Además, ha inaugurado varias rutas de largo radio como las de Uruguay, Santo Domingo o Cuba.

El cambio en las cuentas de IAG llega tanto por una mejora de la actividad de las aerolíneas como por los menores gastos que han soportado, una vez terminados los planes de ajuste. Así, el beneficio de las operaciones fue de 1.390 millones de euros, frente a los 770 millones de euros del año anterior. Los ingresos aumentaron un 8%, hasta 20.170 millones de euros y los costes unitarios de combustible disminuyeron en el ejercicio un 7,8%. El número de pasajeros de todo el grupo ascendió hasta los 77,3 millones, el 15% más. La deuda neta a 31 de diciembre era de 1.673 millones de euros, frente a los 1.889 millones de 12 meses atrás.

Problemas en Venezuela

C. Delgado

El grupo IAG señala en sus cuentas los posibles riesgos e incertidumbres a los que se enfrenta. Entre ellos, destaca uno que afecta a su socia española: "Iberia sigue teniendo problemas para repatriar los saldos de tesorería mantenidos en Venezuela; así, todos los saldos relativos a los cobros de 2013 y siete meses de 2014 están retenidos en Venezuela". Así, en las cuentas de 2014, el cargo excepcional neto en el beneficio de las de Iberia fue de 361 millones de euros (frente a los 243 millones de euros). Del total, 260 millones de euros son por gastos de reestructuración de plantilla y "un cargo por diferencias de cambio de 180 millones de euros relacionado con los fondos mantenidos en Venezuela, compensado parcialmente por la reversión del deterioro de la Marca Iberia por importe de 79 millones de euros".

No solo Iberia ha enderezado sus cuentas: el beneficio de las operaciones de British Airways alcanzó los 1.215 millones de euros, frente a los 762 millones del año pasado. Vueling, la compañía con crecimientos más agresivos hasta ahora dentro del grupo, es la que registró el avance más pequeño, aunque sus resultados son mejores que Iberia pese a ser mucho más pequeña: registró un beneficio de las operaciones de 141 millones de euros, frente a los 139 millones de euros del 2013.

Según la empresa “La evolución de los costes unitarios fue muy positiva, ya que se redujeron un 4,1% gracias al aumento de la productividad, los ahorros en los costes asociados a proveedores y el descenso de los costes de combustible". En esta última variable, señala, "las mejoras se consiguieron mediante la introducción de aviones más eficientes en la flota y la reducción del precio del combustible durante el último trimestre del año. Sin embargo, el efecto positivo del abaratamiento del crudo se ha visto compensado en parte por el efecto de las coberturas y el significativo impacto del tipo de cambio".

Crecimientos para 2015

IAG salió de pérdidas el año pasado, cuando tras un duro ajuste, aplicado especialmente en Iberia, donde la plantilla se ha ajustado drásticamente. "Para este año el grupo espera seguir aumentando con fuerza sus resultados. A los niveles actuales de precio del combustible y tipos de cambio, IAG espera obtener en 2015 un beneficio de las operaciones superior a 2.200 millones de euros, con unos costes totales de combustible de alrededor de 5.900 millones de euros, basado en un incremento de capacidad de un 5,5% aproximadamente".

Más información