Competencia multa con 32,4 millones a cinco petroleras por pactar precios

Repsol recibe la sanción más alta, de 20 millones, y Cepsa tendrá que pagar 10 millones

Gasolinera de Repsol en Madrid en una imagen de archivo.

Multa millonaria para las petroleras por pactar precios. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha impuesto sanciones por un total de 32,4 millones a cinco petroleras por los precios de las gasolinas. Competencia sanciona a Repsol, Cepsa, Disa, Galp y Meroil con un total de 32,4 millones de euros, aunque el grueso corresponde a Repsol y Cepsa.

La sanción impuesta por el órgano que preside José María Marín declara que las petroleras incurrieron en prácticas prohibidas de coordinación en materia de precios, intercambio de información y pactos de no agresión. Cierra con ello el expediente 474/13 abierto en julio de 2013 por el equipo de la extinguida Comisión Nacional de Competencia (CNC), que ha sido sustituida por la CNMC.

La CNMC identifica infracciones concretas, según un comunicado distribuido la tarde de este miércoles. En primer lugar, un acuerdo entre Cepsa y Repsol para la coordinación en las estaciones de servicio de Brea de Aragón e Illueca (provincia de Zaragoza) en julio de 2013; un pacto de no agresión entre Repsol y Cepsa en julio-agosto de 2011 en relación con las acciones de injerencia de cada una de ellas en las estaciones abanderadas por la otra; y varios intercambios de información estratégica entre Cepsa y Repsol durante 2011, 2012 y 2013 en relación a aquellas estaciones de servicio que son gestionadas por una de ellas y se encuentran abanderadas y suministradas en exclusiva por la otra operadora.

En segundo lugar, un pacto de no agresión en precios entre Cepsa y Disa entre julio y septiembre de 2011 y acuerdo entre ambas compañías en relación a los precios a aplicar en Ceuta en julio de 2013.

En tercer lugar, diversos intercambios de información entre Disa y Meroil en 2012 en relación a los precios aplicados en las estaciones de servicio del entorno de Sant Joan Despí (provincia de Barcelona) y en 2013 en relación a sus márgenes operativos.

Y, en cuarto lugar, un intercambio de información entre Galp y Meroil relativo a un contrato de suministro y abanderamiento en mayo de 2013.

La mayor multa es para Repsol, que tendrá que pagar 20 millones de euros. Le sigue Cepsa, con 10 millones. Multas mucho menores son las impuestas a la petrolera canaria Disa (1,3 millones), a la filial española de Galp (800.000 euros) y a Meroil (300.000 euros).

Votos particulares

La sanción se ha impuesto por una mayoría de 3 votos frente a 2 en la sala de Competencia de la CNMC. Los consejeros disidentes (Fernando Torremocha y Benigno Valdés) han formulado votos particulares en contra de las multas, como vienen haciendo en la gran mayoría de los expedientes sancionadores. Los argumentos que desarrollan en esos votos particulares serán de utilidad para las compañías, que previsiblemente recurrirán las sanciones ante los tribunales.

En el momento de la apertura de los expedientes, la CNC señaló que abría un expediente sancionador a las cinco petroleras por posibles conductas bilaterales anticompetitivas, que consistirían en la coordinación entre operadores de productos petrolíferos en materia de precios, clientes y condiciones comerciales y en el intercambio de información comercial sensible, en los mercados de distribución de combustible de automoción.

Fuerte tensión con las empresas

Las multas llegan en un momento de máxima tensión entre el organismo supervisor y las compañías petroleras. Los últimos episodios han sido la recusación del presidente de la CNMC, José María Marín, y de otras dos consejeras (Idoia Zenarrutzabeitia y María Ortiz) y por parte tanto de Repsol como de Cepsa. La CNMC rechazó esas recusaciones.

En paralelo a este expediente, se ha tramitado otro contra Repsol, Cepsa y BP por posibles conductas anticompetitivas, que consistirían en la coordinación en materia de precios entre cada uno de los citados operadores de productos petrolíferos y empresarios independientes que operan en sus respectivas redes de distribución de combustible de automoción. Cepsa ha recibido una multa de 2,5 millones y BP, otra de 800.000 euros, mientras que el expediente contra Repsol está paralizado por un recurso de la compañía ante la Audiencia Nacional.

Más información