Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La innovación abierta gana adeptos

El Alumni Forum 2015 plantea un modelo en el que las empresas puedan modernizarse con la ayuda de universidades, emprendedores y centros de investigación

Plenario del IE Alumni Forum 2015.
Plenario del IE Alumni Forum 2015.

El enigmático pájaro dodo, originario de las islas indias Nicobar, emigró a Isla Mauricio, en África, volando 5.000 km. Allí encontró fácilmente alimento. Se hizo gordo, lento, y dejó de volar. Cuando llegaron los colonos holandeses, sus perros encontraron en el dodo una presa fácil y dejó de existir. Desapareció en 89 años dejando tras de sí una existencia de más de cinco millones de años.

"Los dodos murieron porque no vieron la necesidad de moverse o quizá fuera tarde, como le pasó a Kodak", explicó Kiron Ravindran, decano asociado del Máster in Management de IE, en el Alumni Fórum 2015, que recientemente reunió en IFEMA a más de 1.500 directivos de empresa y alumnos de 120 países de IE Business School. Bajo el título Fast Forward: Why Innovation Matters, los expertos internacionales en innovación coincidieron en que España ha de cambiar y avanzar en dirección única hacia un patrón colaborativo entre empresas, pymes y start ups. "Hoy solo es posible un modelo de innovación colaborativa en el que la empresa incorpore innovación de universidades, emprendedores, centros de investigación y allá donde se genere innovación. En General Electric celebramos concursos mundiales en busca de ideas. Pero el gran desafío no reside en descubrir algo nuevo o tener una idea genial, sino comercializarla a velocidad de crucero", señaló el presidente de GE España, Daniel Carreño.

"La innovación ya no se produce en los departamentos casi secretos de las compañías", apuntó Juan José Güemes, presidente del Centro de Emprendimiento e Innovación de IE. "El nuevo modelo de innovación abierta se apoya allá donde se generen buenas ideas. Las empresas están buscando emprendedores para incorporar a sus plantillas. Desde IE estamos en 50 colegios asesorando a profesores para introducir gestión y metodología y sembrar así en los niños el germen del emprendimiento".

La cultura empresarial tiene que dejar de penalizar tanto los errores

Otro cambio sobre el que los integrantes de este fórum incidieron es el que afecta a la cultura empresarial que condena el error. Lo dijo el expresidente de la Academia de Cine en la pasada gala de los Goya, Enrique González Macho: "Si caéis, lo importante es levantarse la sexta vez y seguir".

Una tendencia que no se cansa de propugnar un asesor financiero de Barack Obama, John Hope Bryant. "En América, el fallo y el error son una motivación. Tenemos que reimaginarnos desde el fracaso. Los directivos españoles han de permitir a los empleados fallar, caer y volver a fallar. Sin miedo. Solo así es posible la innovación". A lo que Steve Cadigan, anterior responsable de desarrollo de personas en Linkedin añade: "Para innovar, los dirigentes han de generar confianza en los empleados y favorecer un entorno propicio para la creatividad".

Otros ponentes coincidieron en la acuciante necesidad de corregir la cultura paternalista que exige a los consejos de administración las soluciones a todos los problemas dentro de una compañía. "Los miembros de una organización deben aportar soluciones innovadoras a su empresa. Los españoles son muy creativos, pero han de superar la psicología que la crisis del sistema de arriba abajo nos ha dejado", apunta Rodrigo Niño, consejero delegado de Prodigy Network y Crowdfunding.

Y así, este embajador del crowdfunding, recomienda a las pymes españolas que innoven a partir de cinco principios: "Pensar en los demás, identificar sus necesidades, buscar la tecnología específica que las solucione, favorecer a un amplio espectro y buscar financiación que dé acceso a pequeños accionistas y a inversores implicados, es decir, aquellos cuya vida mejorará si dicha solución ve la luz". John Hope Bryant alabó a las mujeres que están levantando pequeñas empresas y apostó por potenciar a la mujer directiva y emprendedora. "Un país jamás será líder si no les da oportunidades. La próxima será la década de las mujeres".

Las empresas españolas deben sacar pecho con el ‘big data’

Los líderes innovadores anunciaron, además, que el huracán big data ha entrado de lleno en su segunda fase: el valor de los datos, en la que las compañías españolas han de sacar pecho. "Estamos en la era del valor de los datos —dijo Óscar Méndez, jefe de Stratio— y serán empresas líderes aquellas que mejor utilicen la información que poseen de sus clientes. Los datos generan valor de mercado. BBVA es la empresa española más innovadora en banca digital y sus directivos están tomando decisiones muy valientes para cambiar cultura y procesos y competir con maestros mundiales en este terreno como Google, Amazon, Zappos, Just Eat, Facebook o Whatsapp".

"Estamos inmersos en la etapa de humanizar los datos para que las empresas evolucionen", aseveró Gonzalo Brujó, consejero delegado de Interbrand. "Los consejos de administración no entienden la tecnología. Las nuevas estrategias empresariales han de saber unir lo digital con lo real para entrar en la era de la experiencia. Las compañías que diseñen las mejores experiencias a los consumidores, serán las que se lleven el gato al agua. Poner nombres a las botellas, ha sido todo un éxito para Coca-Cola al igual que el nuevo servicio de Amazon Fresh, que guarda los datos del usuario de compras anteriores y, según sus gustos, le propone nuevos productos".

"La innovación en Walt Disney ha integrado todos los negocios de la marca, parques, mercancías, películas, videojuegos y estudios para crear experiencias únicas y completas al cliente. Además, hay un empoderamiento del empleado para que dé sus opiniones y tome iniciativas", concluye Juan Gorricho, senior manager de Walt Disney.

La teoría de John Hope Bryant

A John Hope Bryant, su teoría sobre la pobreza y cómo ésta puede salvar el capitalismo le ha convertido en asesor financiero de Barack Obama. Un ascenso meteórico desde su etapa "sin techo" en la administración Reagan. "Ser pobre —dice— es un estado mental que depende de la baja autoestima y del entorno que tomemos como modelo. En EE UU los dueños de las pymes han aprendido el lenguaje del dinero y están generando la mayor parte del empleo del país. El 70% de la economía norteamericana se basa en el consumo y la mayoría de empresas tienen menos de 50 empleados".

Hope Bryant afirma que la pobreza y la inmigración han dado lugar a los mayores éxitos empresariales norteamericanos. Y pone ejemplos: "El del fundador de Walmart, la empresa más grande del mundo según Fortune", Sam Walton, que ordeñó vacas y repartió periódicos; o Jim Casey, que a los 19 años y con 100 dólares que le prestó un amigo puso en marcha el gigante que es hoy UPS.

Hope Bryant es consejero delegado de Operación Hope, organización bancaria social sin ánimo de lucro. Desde ésta presta servicios a más de 1,5 millones de personas sin recursos y ha empleado seis millones de dólares para ayudar con las hipotecas.