Hacienda analizará redes sociales para las investigaciones contra el fraude

La Agencia Tributaria busca indicios de fraude, vínculos familiares o empresariales

Departamento de informática de la Agencia Tributaria.

La Agencia Tributaria analizará las redes sociales en las investigaciones que realice en busca de defraudadores. Los funcionarios de Hacienda ya revisan algunas de estas plataformas digitales en busca de signos externos de riqueza que no se correspondan con la renta del usuario. Pero también usará las redes sociales para completar los vínculos familiares, de negocios y personales de los supuestos defraudadores. De esta forma, el fisco podrá controlar, por ejemplo, los negocios ocultos de un supuesto evasor y su círculo empresarial. La Agencia también usará programas informáticos que rastrearán Internet en busca de información del contribuyente investigado.

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, lo avanzó el pasado martes en el Congreso al detallar algunas de las líneas principales de actuación de Hacienda durante 2015. "El despliegue de herramientas para la obtención de información de las empresas en las páginas web y redes sociales. Asimismo el desarrollo de sistemas de detección de fraude basados en las técnicas de análisis de redes sociales". Así que si tiene fotos en Facebook con un Mercedes que no ha declarado más vale ponerse al día con Hacienda.

La Agencia cuenta ya con un grupo de funcionarios que se dedican a repasar webs, blogs y otras plataformas de Internet en busca de indicios de fraude. Entre las páginas que revisan están las de anuncios de viviendas en alquiler y venta de coches. "Es importantísimo ser intensivos en la utilización de las nuevas tecnologías y ser capaces de utilizar en nuestras actuaciones de control el apoyo de los expertos en auditoría informática para entrar en el engranaje y en la información que tienen los ordenadores y que no se aporta a la Agencia Tributaria", precisó Menéndez en el Parlamento donde acudió a explicar los resultados de la lucha contra el fraude de 2014, cuando se recaudaron 12.318 millones, un 12,5% más que el año anterior.

Analiza plataformas digitales para cerrar el círculo de negocios del evasor

El fisco suele indagar en diferentes fuentes de información para hallar indicios de fraude. Es conocido que hay funcionarios que revisan las revistas del corazón para encontrar situaciones de lujo que no se corresponden con las rentas declaradas. Como consecuencia de una de estas actuaciones abrió el año pasado una inspección a la empresa del motorista Jorge Lorenzo. Funcionarios del fisco vieron en una revista las fotos y el video de la lujosa vivienda del corredor de motos en el Maresme barcelonés que les llamó la atención. Fuentes próximas al corredor aseguran que ya está todo en regla.

La de Lorenzo fue una de las 99.590 inspecciones que abrió la Agencia Tributaria durante el año pasado, lo que supone un aumento del 6,8% respecto a las iniciadas el ejercicio anterior. Como los grandes impuestos se liquidan con un año de retraso —el impuesto de sociedades de 2013 se paga en julio de 2014— la Agencia revisa ahora los ejercicios en los que se redujeron las bases imponibles —la masa de bienes y dinero sobre la que se gravan los impuestos—. Como la crisis ha reducido el dinero sujeto a impuestos la Agencia ha multiplicado sus actuaciones. Por ejemplo, el año pasado realizó 21.074 las visitas in situ para comprobar que determinados contribuyentes están al corriente con el fisco. Entre estas visitas destacan las destinadas a detectar alquileres opacos (7.410 visitas).

Otro de los puntos destacados del plan de lucha contra el fraude es el convenio de colaboración entre la Agencia y el Tribunal Supremo. El año pasado se ingresaron 253 millones de euros por sentencias firmes del Supremo frente a los 463 millones. Este descenso tiene que ver con los menores asuntos tributarios en el tribunal.

Más información