Saeta, filial de renovables de ACS, cae el 4,3% en su estreno en Bolsa

La compañía se compromete a pagar un dividendo trimestral regular

Paneles informativos del Ibex 35 en la Bolsa de Madrid. EFE

Saeta, filial de energía verde de ACS, ha cerrado su primera jornada en Bolsa con una caída del 4,31%, hasta quedar el precio de sus acciones en 10,0 euros. La compañía ha subido un 0,48% en el arranque de su cotización, dado que ha marcado un primer precio de 10,50 euros por acción frente al de 10,45 euros que se fijó en su oferta pública de venta (OPV). Luego ha llegado a repuntar un 2,7%, pero ha acabado entrando en territorio negativo.

Minutos después, los títulos de la compañía, que se convierte en la primera sociedad 'yieldco' que empieza a cotizar en toda Europa, repuntaban un 0,9%, hasta los 10,55 euros. El presidente de Saeta, José Luis Martínez Dalmau, ha sido el encargado de realizar el tradicional toque de campana con el que a las 12.00 horas ha empezado a cotizar esta nueva empresa de instalaciones de energía 'verde'.

Saeta es una 'yieldco' a la que ACS ha traspasado una cartera de activos formada por 16 parques eólicos ubicados en España, que suman una potencia de 539 megavatios (MW), y tres plantas termosolares, también en el mercado doméstico, que generan 150 MW.

La compañía está participada por el fondo estadounidense GIP, que ha tomado un 24,4% de su capital, si bien ACS figura como primer accionista de la empresa con un 25,5% del accionariado.

El grupo de construcción y servicios prevé aportar en los próximos dos años nuevos lotes de activos de generación de energía limpia a esta nueva filial, que tendrá además derecho de compra preferente de los nuevos activos de renovables que construya ACS.

Saeta salta al parqué con el compromiso de repartir "un dividendo trimestral regular" a partir de este mismo primer trimestre de 2015. Para este ejercicio, estima abonar a sus socios un total de 57 millones de euros. De su lado, con el debut en esta empresa en Bolsa, ACS cumple su objetivo de vender parte de su negocio de renovables, incluido en el plan de desinversiones que lleva a cabo para reducir su endeudamiento.

Más información