Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El final de la temporada navideña castiga el empleo en enero

La afiliación a la Seguridad Social cae en casi 200.000 cotizantes en un mes

La mala campaña de la aceituna provoca peores datos de los previstos

Enero es por tradición un mal mes para el empleo. Y este año, aunque el mercado laboral esté levantando cabeza, no ha sido una excepción. La afiliación ha caído en casi 200.000 cotizantes en un mes, ha quedado en 16.575.312. El paro registrado ha subido en 77.980 personas, hasta situarse en 4.525.291 desempleados, según los datos divulgados  por el Ministerio de Empleo.

Si enero es un mal mes, se debe en buena medida al final de la campaña navideña. La mayoría de los contratos temporales que se firman en diciembre en el comercio y la hostelería para atender este pico de trabajo no se renuevan al acabar. El otro motivo habitual es el mal tiempo, que afecta a la construcción. Esto se observa al analizar la afiliación por ramas de actividad. Ha bajado en el comercio en 35.652 cotizantes, en la hostelería en 25.758 y en la construcción en 18.686.

Y este año, a las causas tradicionales, hay que sumar la mala campaña de la aceituna, especialmente en Andalucía. Esto se aprecia tanto en la marcha de la afiliación en la agricultura, que cayó en casi 41.000 empleados, como en la provincia de Jaén, que registró 21.167 cotizantes menos.

La mala marcha de la aceituna explica que enero haya sido peor para el empleo de lo previsto. “La agricultura ensombrece la mejora de los restantes sectores”, apunta el servicio de estudios de BBVA en una nota emitida al conocerse los datos.

A pesar de las cifras, la tendencia al alza se mantiene. Los números desestacionalizadas —las que eliminan los efectos del calendario— son positivas. La Seguridad Social, en este caso, registra casi 13.000 cotizantes más, y el paro siguió cayendo (42.723 menos).

Ambas cifras fueron esgrimidas por la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, y él responsable de la Seguridad Social, Tomás Burgos, para sostener que pese al traspiés de enero la recuperación laboral se mantiene. “2015 ha comenzado consolidando la mejora de los últimos meses”, señaló Hidalgo apoyada en esto, en el incremento de empleo y en la reducción del paro respecto al año anterior.

También ambos miembros del Gobierno señalaron que los números son mejores que la media de los últimos años, en los que enero se ha convertido con asiduidad en un mes que rompía marcas negativas históricas.

Esta tendencia también se nota en los contratos firmados durante el mes pasado, que aumentan en las modalidades de temporal y de indefinido. Crecen más estos últimos —un 22% frente a un 7,5%— pero no lo suficiente como para suponer un porcentaje significativo de todos los que se firman, apenas el 8% de los casi 1,4 millones de enero.

Este fueron los puntos que señaló CC OO, el empleo temporal y la jornada parcial. Entre ambos ya representan el 37,8% de todas las altas registradas en la Seguridad Social. También UGT puso ahí el dedo y reclamó el impulso de las políticas activas de empleo y el refuerzo de los servicios públicos de empleo, que estos días atienden las solicitudes de los parados de larga duración que tienen derecho a la nueva ayuda desde el pasado 15 de enero. Por el momento, hay 24.500 solicitudes.

También el PSOE optó por apuntar al empleo precario, después de calificar como “malos” los datos conocidos. “No creo que un contrato de trabajo de 3 días pueda considerarse verdaderamente un empleo”, criticó la responsable de Empleo socialista, Mari Luz Rodríguez.

Por su parte, CEOE, en su valoración, aprovechó que estos días está negociando con los sindicatos la renovación del pacto salarial para pedir que los incrementos de los costes laborales no obstaculicen la creación de empleo.

Fe de errores

En una versión inicial de este artículo, el titular afirmaba que el paro había bajado, cuando no es así.

Más información