Selecciona Edición
Iniciar sesión

El 60% de la deuda griega pertenece a países europeos y paga bajos intereses

El riesgo de España con el país asciende a unos 25.000 millones de euros

La deuda pública griega suma unos 317.000 millones de euros y equivale al 175% del PIB del país, lo que supone la tasa más elevada de la zona euro. Pero, después de dos rescates (2010 y 2012), el coste de los intereses es bajo y el vencimiento de casi la mitad del pasivo es de 30 años. Por eso, según los cálculos del economista húngaro Zslot Davras, del instituto Bruegel, el peso del pago de los intereses equivale al 4,3% del PIB griego, un nivel similar al de Italia (4,1%) o Irlanda (4,1%) y solo un punto superior al de España (3,3%).

De esos más de 300.000 millones, 141.800 millones corresponden al Fondo Europeo de Rescate (predecesor del actual Mecanismo Europeo de Estabilidad y que articuló el segundo salvamento). Solo se puede estimar el riesgo asumido por cada país mediante una proyección: el fondo emitió bonos para financiarse y prestar a los estados rescatados, así que los socios del euro no concedieron créditos, sino que avalan esa emisión de deuda.

Si España tiene una contribución del 12,7% en este mecanismo, se podría calcular que su riesgo con Grecia sumaría más de 18.000 millones en garantías. Alemania, con el 29%, y Francia (21%) son los principales acreedores. Este rescate vence en 2054 con 10 años de gracia sin pagar intereses. Estos son de un punto básico (0,01 puntos porcentuales) superiores sobre el coste medio del propio fondo (de un 0,2%). Este programa tendrá que prorrogarse en febrero, la primera negociación que tendrá que afrontar el Gobierno de Tsipras.

El primer rescate, como no existía el fondo, se realizó básicamente con préstamos bilaterales. Hay pendientes ahora unos 53.000 millones. Estos vencen entre 2020 y 2041 y pagan un interés medio punto porcentual sobre el Euribor. España comprometió unos 6.600 millones, así que su exposición total al país se eleva a unos 25.000 millones. En total, el 60% de toda la deuda, está en manos de socios del euro.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también tiene prestados 24.000 millones y el BCE y otros bancos centrales nacionales unos 27.000 millones, mientras que otros inversores controlan unos 70.000 millones.

Más información