España bate otro récord y roza los 65 millones de turistas extranjeros

El ministro Soria avanza que también el gasto de los viajeros registró su máximo

Turistas de visita en la Alhambra y el Generalife de Granada. EFE

España recibió en 2014 más turistas extranjeros que nunca. Otra vez. Es el segundo año consecutivo que bate el récord de llegadas internacionales, y mes tras mes los crecimientos se suceden. En concreto, el pasado año visitaron España 64,99 millones de turistas, el 7,1% más que en 2013. La oferta de sol y playa parece no tener techo. Según señaló este jueves el ministro de Industria y turismo, José Manuel Soria, más del 75% de los viajeros que llegan a España lo hacen por ese reclamo. El crecimiento registrado en 2014 fue el mayor de los últimos 14 años. El entusiasmo de los italianos y los franceses permitió dar un acelerón a las llegadas del año.

España vuelve a ganar terreno entre sus mercados emisores tradicionales: los visitantes de Reino Unido, Francia y Alemania suman más de la mitad del turismo. Llegaron 15 millones de británicos, el 4,7% más. Las visitas francesas se dispararon más del 11%, hasta los 10,6 millones. Y las alemanas el 5,7%, hasta los 10,4 millones.

Italia, Bélgica y Portugal protagonizan los mayores aumentos, todos por encima del 10%. Y el gran farolillo rojo fue Rusia: la depreciación del rublo y la inestabilidad del país han frenado su ritmo de llegadas. En total, visitaron España 1,4 millones de rusos, el 10,3% menos.

Récord tras récord, el turismo en España ha experimentado un crecimiento del 25% en una década. ¿Son 65 millones de visitantes demasiados para un país de 45 millones de habitantes? Para el ministro Soria, no existe techo. “Que año tras año suban las visitas es siempre una buena noticia”, señaló este jueves en la presentación del balance anual. Los 65 millones de turistas internacionales “parecía en 2012, cuando llegaban 57 millones, un límite difícil de alcanzar. Pero el Gobierno no se plantea que haya un techo, aunque el objetivo ahora es lograr mayor rentabilidad”, explicó Soria. El ministro insistió además en que el turismo no solo bate récords en cuestión de llegadas, sino también de gasto.

Las estimaciones apuntan a que el desembolso total realizado en 2014 —las cifras definitivas se publicarán en unos días— se acercará a los 63.000 millones de euros, frente a los 59.000 millones de 2013. En este cálculo se incluyen tradicionalmente todos los gastos que realizan los viajeros desde que salen de casa (taxis, billetes de avión, reservas con agencias de viajes...). Para el próximo año, pese a que los países emisores con mayores desembolsos, como los rusos, pueden seguir retrocediendo, Soria cree que se compensará gracias el aumento de llegadas desde otros países, por lo que prevé que la factura turística continúe aumentando. “La previsión es que 2015 también será un año bueno”, avanzó.

Más información