Selecciona Edición
Iniciar sesión

La AppStore bate récords

Apple afirma que los desarrolladores han ganado más de 8.400 millones de euros en 2014

Captura de pantalla de la AppStore.

Hace siete años no existía el servicio, hoy es una de las fuentes de ingresos más sólidas de Apple. Su tienda de aplicaciones, AppStore, se ha convertido en un negocio que no necesita servicio de reparaciones y va íntimamente atado con sus móviles y tabletas.

El modelo de negocio es relativamente sencillo. Apple supervisa que los programas cumplen sus normas, tanto técnicas como de contenido. Después, las hospeda en su escaparate. Los ingresos se reparten entre Apple (30%) y los creadores (70%). Según las últimas cifras compartidas este jueves por la empresa de la manzana, estos últimos han ganado hasta el momento un total de 25.000 millones de dólares (más de 21.000 millones de euros). Sólo en 2014, los desarrolladores de iOS, su sistema operativo táctil, recibieron una media de 28 millones de dólares al día, hasta sumar 10.000 millones de dólares (más de 8.400 millones de euros). La tienda de contenido digital cuenta con 1,4 millones de programas distintos, de los que 725.000 están específicamente adaptadas para la tableta iPad.

Las festividades navideñas fueron un empujón significativo para la tienda. Lógico si se tiene en cuenta que muchos de sus aparatos fueron un regalo; una vez que se tiene en las manos, toca llenarlos con aplicaciones. Así, la primera semana del año ha sido la más exitosa desde la apertura de la tienda, con un nuevo récord de facturación, aseguran en una nota de prensa, de casi 500 millones de dólares (423 millones de euros) en aplicaciones y compras dentro de las mismas.

Este nuevo mercado, que también tiene su reflejo en su competidor Android, ha incentivado la creación de nuevos empleos. Según sus estimaciones, más de 627.000 puestos en EE UU, de los que 66.000 están directamente relacionados con Apple. Sam Shank, fundador de Hotel Tonight, una startup de San Francisco con más de 150 trabajadores, insiste en que su negocio de reservas de hotel no habría nacido de no existir el formato propuesto por Apple.

Durante los últimos cinco años, los desarrolladores han apostado primero por iOS y después por Android a la hora de sacar una nueva aplicación. App Annie, firma especializada en análisis de descargas, parece darles la razón; los ingresos globales de la AppStore fueron un 60% superiores a los de Google Play, el escaparate digital de los de Mountain View, en el tercer trimestre de 2014.

La fluctuación de divisas ha llevado a Apple a tomar una decisión que tendrá sus primeras consecuencias la próxima semana. Para ajustar el cambio entre el euro y el dólar, los precios del Viejo Continente van a subir. No se sabe la cuantía exacta pero sí se espera que se queden en 90 céntimos como precio de entrada. Islandia es el único país que se quedará fuera de esta medida. No es la primera vez que sucede algo así, la última fue hace dos semanas, cuando el fabricante de Cupertino suspendió las ventas online durante 36 horas para adaptarse a la abrupta caída del rublo.

Simon Khalaf, consejero delegado de Flurry, una empresa comprada por Yahoo! dedicada al análisis de comportamiento en aplicaciones, ha publicado un post en su blog con un cambio de tendencia importante: los juegos ya no son la categoría estrella. Compras, productividad y mensajería son ahora los que más éxitos cosechan. “A medida que los móviles son cada vez más parte de nueva rutina diaria, los usamos para comprar, trabajar y comunicarnos. En los últimos años jugábamos o buscábamos entretenimiento, 2014 ha sido el año en que las aplicaciones se han convertido en algo serio”, escribe.

La llegada de su reloj de pulsera AppleWatch, presumiblemente antes de la primavera, dará un nuevo impulso a la tienda. De nuevo, replican el modelo que se creó con su iPhone y ha continuado con iPad: ofrecer un aparato con las aplicaciones básicas al que se saca todo el jugo y personaliza tras descargar programas adicionales.

Más información