Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Santander amplía capital en 7.500 millones con un 10% de descuento

La entidad coloca las acciones con un descuento del 9,9% sobre el precio que tenían los títulos antes de la suspensión

Ana Patricia Botín, en la junta general extraordinaria de accionistas tras la muerte de Emilio Botín, el pasado mes de septiembre.

El Santander tiene “un nuevo equipo que ha traído nuevas ideas”. El mensaje de Ana Botín al presentar a los analistas la mayor ampliación de capital en la historia del banco ha sido contundente. El banco captará 7.500 millones mediante una colocación acelerada de acciones entre inversores institucionales. La entidad había negado repetidas veces que necesitase una ampliación de capital o que planease hacerla, pero este jueves la presentó como una palanca para crecer, no mediante compras, sino de forma orgánica. Al tiempo, el banco anunció que rebaja un 66% el dividendo, pero que aumenta el que pago en metálico.

Las nuevas acciones se colocaron a 6,18 euros por título, lo que supone un descuento del 9,91% sobre el precio al que cotizaban ayer a las dos de la tarde, antes de ser suspendidas. Ahora será clave ver cómo se comportan los títulos el viernes: si caen por debajo de 6,18 euros y el mercado sube, será una mala noticia. Si se revalorizan las acciones, será que hay buena aceptación. El banco puso un límite de descuento del 10%.

El banco amplía capital mediante una colocación acelerada de acciones sin derecho de suscripción preferente. El Consejo de Administración del banco ha aprobado en la tarde del jueves la operación, que supone ampliar un 9,9% del capital del Banco previo a la operación, según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El banco también cambia su política de dividendo, con un recorte del 66,67% en el dividendo de 2015 con respecto a 2014, pero una mayor parte de pago en metálico.

En el banco consideran que la fuerte demanda de los inversores es un voto de confianza en la credibilidad del nuevo equipo gestor, con Ana Botín como presidenta y José Antonio Álvarez como consejero delegado. “Los que han invertido ya nos conocen porque nadie puede decidir una inversión de este tipo en 24 horas”, comentó Álvarez. Esta es la tercera ampliación desde 2008. En poco más de siete años de crisis, ha captado unos 22.000 millones, incluyendo la anunciada ayer.

La última gran ampliación del banco fue en 2008 por 7.200 millones

"El reforzamiento de capital permitirá al banco acompañar el crecimiento de las economías donde está presente", ha justificado la entidad."Reforzar el capital ahora permitirá al banco aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico, aumentando el crédito y la cuota de negocio en los mercados clave", añade la entidad en su comunicación a la CNMV. En una presentación a analistas, Ana Botín, presidenta de la entidad, ha dejado claro que la operación es para reforzar el capital del banco y no para efectuar ninguna adquisición. "No anticipamos ninguna operación, nos centramos en el crecimiento orgánico", ha señalado.

El objetivo es "crecer más y más rápido", ante el "cambio" de la situación económica mundial y que en España se manifiesta con un cambio de ciclo "claro", señaló Botín en una carta remitida a los empleados de la entidad. También dijo que quería reforzar el capital para "capturar las oportunidades de crecimiento orgánico, aumentando el crédito y la cuota de mercado en los mercados clave. Todo ello cumpliendo con nuestra función de ayudar a las familias y las empresas a prosperar".

El número dos del Santander apuntó que la entidad está analizando la compra del antiguo Banco Espírito Santo en Portugal, pero no esperan realizar adquisiciones de gran volumen. “No estamos pensando en una compra de 7.000 millones”, comentó.

¿Por qué se ha hecho la ampliación justo ahora? Algunos analistas consideraron que era precipitada, a lo que el consejero delegado respondió: “Cuando estás convencido de que tienes que hacer una cosa, cuanto antes mejor. Había que hacerlo y el mercado estaba receptivo. Hemos tardado...unas semanas en su preparación”. También se le preguntó si lo había hecho por indicación del Banco Central Europeo (BCE), algo que negó este ejecutivo. No obstante, otras fuentes del mercados apuntan que el Santander se ha podido adelantar a otros bancos que ampliarán capital en próximos meses, con lo que podría conseguir un mejor precio por sus acciones.

Tras esta ampliación de capital, el banco alcanzará ya este año una ratio de capital fully loaded de alrededor del 10%, frente al 8,3% con que cerró 2014, un año en que el beneficio del banco creció en torno al 30%, hasta los 5.800 millones, según los cálculos preliminares que la entidad ha comunicado en otro hecho relevante a la CNMV. No obstante, en el ratio más exigente de capital, fully loaded CET1 para 2015, la entidad espera estar en algo más del 10% frente al 11,1% que tendrán sus competidores.

"Este nivel situaría a la entidad entre los bancos con mayor fortaleza de capital a nivel internacional, teniendo en cuenta que Banco Santander posee una diversificación geográfica y un modelo de negocio minorista que le permite una baja volatilidad en sus resultados, tal como ha quedado confirmado en los recientes ejercicios del BCE", ha señalado el banco.

Botín ha asegurado que ve una “oportunidad estructural de crecimiento”. La presidenta del Santander puso como ejemplo su gestión en Reino Unido donde, aseguró, ha impulsado el crecimiento entre clientes fieles. “El Santander puede repetir el éxito del Reino Unido en otros mercados”, dijo, tras subrayar que España está saliendo de la crisis y que ve “un cambio de ciclo” en el país.

Álvarez ha señalado que en este año el banco espera crecer un 6% en activos ponderados por riesgo (es decir, el riesgo asumido por el banco por los diferentes negocios), lo que supone 3.500 millones. Esto supondrá que, por ejemplo, en España el crédito pasa de subir un 2% o 3% “al doble en 2015”, comentó. También confía en subidas en Reino Unido y Estados Unidos, “que son economías en recuperación, así como el 8% en Brasil” y continuar a fuerte ritmo en Chile, Polonia y México.

Nueva política de dividendos

Junto a la ampliación de capital de 7.500 millones, la otra gran decisión que tomó este jueves el Banco Santander fue cambiar su política de dividendos. El banco venía repartiendo los últimos años un dividendo que era superior incluso a sus beneficios, lo que solo era sostenible al pagarse en gran parte con acciones. La presidenta del banco, Ana Botín, ha decidido normalizar la retribución al accionista, aunque ello suponga un recorte nominal del 66% en el dividendo por acción, si bien con más pago en metálico.

La presidenta del banco, Ana Botín, ha explicado a los analistas que la entidad no espera ventas significativas por parte de los pequeños inversores como consecuencia de la reducción del dividendo. "Intentaremos explicar a los inversores que es bueno para ellos", ha señalado en una conferencia telefónica.

"Ante la mejora del escenario de crecimiento económico y el cambio en la normativa fiscal, por el que empeora el tratamiento impositivo de percibir el dividendo en el formato de scrip dividend, la intención del consejo de administración es que la retribución con cargo al resultado de 2015 sea de 0,20 euros por acción, que se abonaría, como siempre, en cuatro pagos, de los que tres se recibirán en efectivo y el otro, en acciones o efectivo, a elección del accionista", explica la entidad.

De este modo, pasará a distribuir tres dividendos en efectivo y un scrip dividend con cargo a dicho ejercicio por alrededor cinco céntimos de euro cada uno (0,20 euros en total). Pese a recuperar tres dividendos en efectivo, el banco que preside Ana Botín reducirá el importe total de la retribución al accionista un 66,6%, desde los 0,60 euros que repartirá en total con cargo a los resultados de 2014. De hecho, los dos últimos dividendos con cargo a 2014 se abonarán el próximo 2 de febrero por valor de 0,15 euros y en abril/mayo, por un importe similar. El banco respeta esos dividendos.

En los próximos ejercicios, la evolución del dividendo será acorde al crecimiento de los resultados, con el objetivo de que la remuneración en efectivo (cash pay-out) represente entre el 30% y el 40% del beneficio recurrente, en lugar del 20% actual. "Esta operación es positiva para los accionistas, ya que mejora el beneficio por acción (BPA) desde 2016", al no ser necesario emitir tantas nuevas acciones.

Suspensión de la cotización

La CNMV ha suspendido la cotización del banco poco antes de confirmarse la operación,  por "concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones sobre los citados valores". las acciones volverán a cotizar este viernes en la apertura de la sesión. Las acciones del banco subían por encima del 3%. En la Bolsa de Nueva York, donde la cotización no se ha suspendido, las acciones han abierto la sesión con fuertes descensos. La noticia también ha provocado caídas en las cotizaciones de los bancos españoles en el momento de anunciarse. Con todo, los bancos han cerrado la sesión al alza.

La ampliación de capital se lleva a cabo mediante el procedimiento de colocación privada acelerada denominado “Accelerated Bookbuilt Offering” o “ABO”, exclusivamente entre inversores cualificados. Se excluye el derecho de suscripción preferente de los actuales accionistas. Lo habitual en este tipo de operaciones es ofrecer un considerable descuento sobre la última cotización de mercado, en el entorno del 5%. Fuentes del mercado señalan que el rango orientativo de precios al que se están ofreciendo las acciones va de 6,18 a 6,50 euros, lo que implica un descuento del 5% al 10%, aproximadamente, sobre la última cotización de hoy. Goldman Sachs, UBS y el propio Santander actúan como colocadores.

Se prevé que el periodo de prospección de la demanda concluya en un plazo máximo de 24 horas. Una vez concluido el periodo de prospección de la demanda, se determinará el precio de la oferta de las acciones nuevas y se llevará a cabo la selección de propuestas de suscripción. Está previsto que las acciones nuevas den derecho a participar en el programa Santander Dividendo Elección que está previsto ejecutar en enero de 2015. El banco se compromete a no emitir ni vender más acciones en un plazo de 90 días.

Se trata de la primera gran ampliación llevada a cabo bajo la presidencia de Ana Botín, que ha cumplido ya 100 días en el cargo. En los test de estrés del BCE celebrados el 26 de octubre, Banco Santander se erigía como la entidad que mayor colchón de capital tendría en el escenario más adverso en términos absolutos, con 19.442 millones.

El Banco Santander anunció a finales de 2008 su última gran ampliación de capital, de unos 7.190 millones de euros, entonces el 25% de su tamaño y la tercera mayor de su historia. La mayor ampliación, de más de 12.000 millones, tuvo lugar en 2004 al culminar la compra de Abbey.

El pasado mayo, otro gran banco europeo, el Deutsche Bank, anunció otra gran ampliación de capital, de 8.000 millones de euros, de los cuales 1.750 millones de euros procedían de la familia real de Qatar.

Más información