Selecciona Edición
Iniciar sesión

La protección a los desempleados cae a niveles de hace una década

El final del derecho a la prestación y los recortes reducen la tasa de cobertura al 57,88%

Los secretarios de Estado de Empleo y de Seguridad Social, Engracia Hidalgo y Tomás Burgos. EFE

La protección a los desempleados lleva cayendo de forma generalizada desde la reforma del sistema en 2013. Esto, sumado al hecho de que los parados de larga duración están agotando sus derechos a cobrar la prestación, ha hecho retroceder la tasa de cobertura al 57,88% en noviembre, con lo que consolida sus mínimos de la última década, según ha publicado este lunes por el Ministerio de Empleo.

El dato que ha dado a conocer el Departamento de Fátima Báñez, que siempre publica con un mes de retraso sus estadísticas sobre el gasto en desempleo, confirma la tendencia que ha seguido la tasa de cobertura en el último tramo de 2014. En septiembre, de hecho, llegó a caer al 57,07%. Hay que retrotraerse a 2003 para encontrar un porcentaje inferior de este indicador, que mide el número de desempleados que cobra algún tipo de prestación.

Precisamente, para apoyar al amplio colectivo de personas que se han quedado sin ingresos por culpa de la duración e intensidad de la crisis, el Gobierno y los agentes sociales firmaron en diciembre el acuerdo sobre la nueva ayuda de la que podrán beneficiarse entre 400.000 y 450.000 parados de larga duración. Sus beneficiarios tendrán que estar al menos seis meses sin percibir algún tipo de prestación o subsidio. El Ejecutivo prevé que la medida, que supone el primer gran pacto social de la legislatura, cueste entre 1.000 y 1.200 millones. 

En noviembre, había registrados 2.462.329 parados con derecho a la prestación. En el mismo mes de 2013, la tasa estaba en el 61,43%. Esto se explica por el descenso en el número de parados, que en 2014 ha registrado su mayor descenso desde 1998 con 253.627 desocupados menos. En noviembre, se computaron 731.040, lo que representa un descenso del 20,5% respecto a igual mes de 2013. De ellas, se tramitaron 709.955 altas, un 21,4% menos, en un plazo medio de reconocimiento de 1,26 días, también un 20,3% por debajo de noviembre del pasado año.

Gracias al recorte en las prestaciones y en el número de beneficiarios, el gasto total en prestaciones de los servicios públicos de empleo retrocedió un 18,1%, hasta los 1.928 millones de euros en noviembre. Siguiendo la misma tendencia, la cuantía media bruta de la prestación contributiva cayó un 2,3% hasta 809,5 euros, 18,7 euros menos que en el mismo mes de 2013. Incluyendo las cotizaciones a la Seguridad Social y sin tener en cuenta lo que el Estado gasta en el subsidio agrario de Andalucía y Extremadura, el recorte es de 58,5 euros o un 6,8% menos, hasta los 802,5 euros.

En cuanto al colectivo de extranjeros, el número de perceptores ascendió en noviembre pasado a 241.219, cifra que representa un descenso del 16,2% respecto al mismo mes de 2013. El recorte fue más pronunciado entre los beneficiarios de países extracomunitarios (-19,8%) que entre los procedentes de la UE (-10,5%). Los beneficiarios extranjeros suponen el 35,2% del total de demandantes de empleo no nacionales.

El gasto del antiguo Inem en las prestaciones percibidas por los extranjeros alcanzó en noviembre los 159,1 millones de euros, un 19,8% menos. En relación con el gasto total, el pago de prestaciones a extranjeros representó el 8,3%.

Más información