Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro instituciones que ahorran gracias a las nuevas tecnologías

Hay casos en los que el mundo empresarial y la Administración han estado a la altura

La industria editorial ha sabido adaptarse.
La industria editorial ha sabido adaptarse.

La seriedad y reputación de una institución o compañía no tiene por qué estar reñida con la adopción, utilización e implantación de las nuevas tecnologías. Se trata de utilizar las nuevas tecnologías a favor, de tal modo que puedan ser fuente de ahorro a la vez que de creación y fortalecimiento de imagen de marca.

El contexto empresarial ha cambiado. Ahora lo digital y las nuevas tecnologías forman parte de la estrategia de negocio, lo que para muchos es un verdadero reto empresarial, que una vez superado será una oportunidad para aumentar el valor de la compañía ya que se convierte en una herramienta de competitividad brutal. Se trata por tanto de aprovechar la oportunidad que las nuevas tecnologías ofrecen, adaptarse a los cambios y conseguir ahorrar con ello.

Policía Nacional en Twitter

Resulta uno de los ejemplos más claros de los últimos tiempos. Las redes sociales no siempre son utilizadas de la mejor manera por las compañías e instituciones, pero la Policía Nacional parece que ha encontrado la mejor forma de usarlas, al menos le saca todo el partido posible a Twitter. Con su usuario @policia, ya son 1,26 millones de seguidores y subiendo los que están pendientes de todo aquello que publique.

Sus atrevidas publicaciones han conectado con el público y han provocado que su Twitter no solo sea una herramienta con la que “pasar el rato”, sino que sea una herramienta que ha quedado dotada de mucha utilidad –difusión de alertas, desapariciones, avisos…-. Se ha conseguido llegar a más gente y con un perfil más joven que el que se pudiera pensar. Se ha creado una comunidad que interactúa con su público que de otra manera no fuese posible acceder. Es una forma de ahorro en dinero, efectivos y tiempo gracias a la colaboración ciudadana ya que es posible disponer de este canal para interacciones sobre consultas y el teléfono 091 para las emergencias.

Banca

Pocos podían imaginarse hace 30 años que las finanzas se podían controlar y gestionar a través de Internet y con dispositivos de lo más dispares. Un sector tan arraigado y tradicional como el de la banca ha tenido que evolucionar. Aquello de ir a hablar con el gestor comercial de confianza ya no es lo más habitual, ahora los servicios de banca electrónica, banca online o banca a distancia hacen que todo esté al alcance –información, productos y operaciones-. Tanto es así, que según la Encuesta Mundial de Banca Digital elaborada por PwC, los canales digitales serán el principal motor de crecimiento de la banca, hasta el punto de que las propias entidades esperan que los ingresos que provengan de la banca digital aumenten por encima del 6%.

Sector editorial

Muchos son los que disfrutan del placer de leer un libro en papel, pero la industria editorial también ha tenido que adaptarse a la era digital. Los libros electrónicos compiten con el gusto de pasar la hoja. La mayoría de las obras es posible adquirirlas de manera electrónica y disfrutar de su lectura en cualquier dispositivo. No solo eso, sino que además se adapta a las exigencias de los lectores y consigue innovar. Así lo ha hecho Amazon a través de Kindle Unlimited, una tarifa plana de lectura con la que es posible acceder a un catálogo de 700.000 ejemplares por un precio que no supera los 10 euros al mes. También la forma en la que se consume lo escrito ha cambiado, la popularidad de los blogs y la influencia que ejercen ha resurgido de nuevo, por lo que los medios editoriales además de apostar por sus versiones online optimizándolas al máximo, apuestan también por secciones con blogueros reconocidos.

Cuadernos Rubio

Al hilo del sector editorial, un ejemplo claro de adaptación al nuevo entorno digital y a las preferencias de los usuarios es Cuadernos Rubio. Han diseñado una aplicación informática con la que poder aprender a través de dispositivos móviles –principal y recomendablemente tablets por el tamaño-. La aplicación es fácil de utilizar y manejar, de modo que se consigue aprender jugando. Adaptar el tradicional cuadernillo a los nuevos dispositivos ha sido algo que para Cuadernos Rubio les ha permitido aumentar el alcance de su metodología educacional. Hoy día los niños asimilan la tecnología desde bien pequeños, por lo que adaptar el aprendizaje a este hecho ha sido un éxito para la famosa compañía.

Más información