Vodafone estima entre 600 y 1.800 despidos por la fusión con Ono

La operadora indica que el alcance total del ajuste se conocerá en la primavera de 2015

Vista general de la sede de Vodafone en Düsseldorf (Alemania). EFE

Vodafone estima que tendrá que realizar un ajuste de plantilla por la adquisición de Onoque afectará entre el 10% y el 30% de la plantilla total de la sociedad fusionada, lo que supondrá el despido de entre 600 y 1.800 empleados.

Así se deduce de las declaraciones del consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, que, en el tradicional encuentro de Navidad con los periodistas, ha reconocido que tras la compra de Ono habrá “redundancias” en las plantillas, aunque espera que los puestos duplicados se acerquen más al 10% que Al 30% del total de la fuerza laboral de la operadora, que asciende a 6.000 empleados (3.500 de Vodafone y 2.500 de Ono)

“En procesos de este tipo las redundancias suelen ser de entre el 10% y el 30%. Pero, en este caso, espero que esté más cerca del 10% que del 30%, porque son empresas complementarias", ha explicado Coimbra a preguntas de los periodistas sobre posibles despidos tras la integración. Un portavoz de la compañía aclaró posteriormente que se trata “de un ejercicio teórico” en base a procesos de fusión similares y que "aún no hay nada decidido”

El expediente de regulación de empleo (ERE) no es inminente ya que Vodafone solo ha analizado la complementariedad de las plantillas en dos niveles (el de los directivos y mandos intermedios), y se espera que hasta la primavera de 2015, coincidiendo con el cierre del ejercicio fiscal de la operadora (31 de marzo), no tenga completado el análisis del tercer nivel, el que afecta al grueso de los empleados, para decidir el ajuste total.

La operadora ya acometió otro ajuste en 2013 

El tamaño del próximo ajuste y su alcance en todo el territorio nacional hacen previsible que el ERE tenga que pasar por la Audiencia Nacional, en caso de que no se llegue acuerdo con los sindicatos, como ha ocurrido con el de Coca Cola.

Coimbra ha explicado que la compañía prevé, de momento, tener separados los negocios de fijo y móvil y que las duplicidades "afectarán principalmente al back office" (informática, sistemas, recursos humanos y contabilidad)

Este no es el primer ERE llevado a cabo por Vodafone. En febrero de 2013 pactó un ajuste con los sindicatos que contempló externalizar la actividad de unos 130 trabajadores, despedir a 650 empleados y cambiar el horario o función a otros 120.

Coimbra ha pronosticado que 2015 será un mejor año en España y ha señalado que las operadoras contribuirán a ello con sus inversiones. Así, el directivo ha señalado 2015 será un "gran año" para Vodafone, que vive "una aventura empresarial" con un plan a ejecutar a tres años."En 2015 habrá dos o tres empresas fuertes que podrán competir con el incumbente con servicios convergentes", ha reiterado.

Orange ya ha anunciado que la compra de Jazztel llevará aparejado un ajuste de plantilla de en torno a 400 empleado, por lo que la consolidación del sector de telecomunicaciones en España se cobrará más de 2.000 puestos de trabajo en 2015.


Más información