La caída del petróleo agita los mercados y castiga a las energéticas

El barril estadounidense ‘Texas’ baja de 70 dólares por primera vez desde 2010

Un trabajador de una refinería de petróleo en Irak. EFE

La Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) dejó patente el jueves que no actuará para detener la bajada del precio del crudo y la reacción de los mercados llegó en seguida. Al récord negativo del índice del crudo Brent, de referencia para Europa, que el viernes cotizó a 71,12 dólares —el nuevo valor más bajo en los últimos cuatro años— se añadió el desplome al otro lado del Atlántico: el petróleo de Texas (WTI) se redujo hasta los 67,34 dólares y perdió un 8% desde cuando el cartel de los productores anunció su decisión. El barril Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó por debajo de los 70 dólares por primera vez desde 2010, y acumuló una pérdida del 35% en cinco meses.

Las otras víctimas de la inacción de la OPEP fueron las petroleras. Exxon y Chevron, las mayores de EE UU, perdieron respectivamente un 3,37% y un 3,41% en la Bolsa de Nueva York; Shell, la principal compañía europea, bajó un 2,15% en el parqué de Amsterdam, y la italiana ENI un 2,72% en Milán. El peor resultado fue, sin embargo, el de la Noruega Statoil, que arrojó una caída del 7,34% en la Bolsa de Oslo. En conjunto, el índice europeo del sector, el Stoxx 600 Oil & Gas, cayó un 4%, la mayor reducción desde 2011. La española Repsol sólo se dejó el 0,66%. Las Bolsas europeas, que estuvieron bajando durante el día lastradas por los valores energéticos, acabaron con leves subidas.

La decisión de la OPEP repercutió también en el mercado de divisas. El rublo bajó un 3,36% ante el dólar y el 2,91% frente el euro. El Banco Central de Rusia fijó las cotizaciones oficiales, que entrarán en vigor a partir de hoy, en 49,32 rublos por dólar y 61,41 rublos por euro. Asimismo, el Gobierno de Moscú corrigió a la baja sus previsiones sobre el precio del crudo. También el bono venezolano denominado en dólares cayó un 0,41%, hasta los 55,93 céntimos por dólar. Los títulos depositarios en Estados Unidos (ADR en su sigla en inglés) de Petrobras, la estatal brasileña, bajaron un 7,5%.

El desplome de los precios, sin embargo, tuvo consecuencias positivas para las aerolíneas, entre las mayores beneficiarias del abaratamiento del crudo. Las principales compañías cotizaron todas al alza. Air France-KLM se apuntó la mayor subida, un 6,34% en la bolsa de París, seguida por Air China, con un incremento del 6,44% en el parqué de Hong Kong. También las cotizaciones de Lufthansa subieron un 5,05% en Fráncfort. Ryanair e IAG comenzaron la sesión de Londres con subidas del 1,62% y 1,14%, respectivamente pero al final perdieron el 2,53% y el 0,07%.

Más información