ACS, OHL y Sacyr facturan en el exterior el 81% de su negocio

Las constructoras crecen fuera ante la caída en España

Logotipo de Hochtief, filial de ACS en Alemania. REUTERS

ACS, OHL y Sacyr presentaron ayer los resultados hasta septiembre con un denominador común: el enorme peso del negocio internacional. De los 32.759 millones de euros facturados por los tres grupos en los primeros nueve meses, el 81,3% fueron gracias al negocio en el exterior.

Juan March sale del consejo de ACS

ACS comunicó ayer dos nombramientos en el seno de su consejo de administración. Al ser también consejero de Indra y de Corporación Financiera Alba, Juan March deja el consejo tras su nombramiento como consejero de AENA para limitar el número de consejos a que pertenece. Como Alba ha reducido su participación en ACS, le sustituye un consejero independiente, Emilio García Gallego, expresidente de GIF (actualmente Adif).

Asimismo, tras el fallecimiento de Julio Sacristán, le sustituye su viuda, María Soledad Pérez, hermana del presidente, Florentino Pérez.

El más grande y más internacional de los tres grupos es ACS, en buena medida por sus filiales, la alemana Hochtief y la australiana Leighton. La empresa presidida por Florentino Pérez logró en el exterior el 84,3% de sus 28.232 millones en ventas. La zona de Asia Pacífico supone el 40,8% del total; América, un 33,9%; Europa, un 24,6% y España, sólo un 15,7%. Con todo, este año el negocio español crece un 5,5% por el auge contable de los servicios medioambientales al consolidar Clece, mientras que el exterior se reduce, por el efecto de la depreciación el dólar australiano. En conjunto, la cifra de negocio de ACS cayó un 2,6%, mientras que el beneficio aumentó un 0,5%, hasta 551 millones de euros, que sería un 5,3% sin el impacto cambiario.

En OHL, las ventas en el exterior representan el 76% del total, pero aportan el 96% del resultado bruto de explotación. En conjunto, la facturación de la empresa de Juan Miguel Villar Mir cae un 1,8%, hasta 2.548 millones. El beneficio neto se reduce un 41%, hasta 87,5 millones, en parte por pérdidas extra de 18,2 millones.

En cuanto a Sacyr, la facturación en el exterior es el 70% de la actividad de construcción y el 90% de las concesiones (frente al 52% y 75% un año antes). El peso de los servicios y del área inmobiliaria y el hecho de que algunos negocios en el exterior (como las obras del Canal de Panamá) no computen hacen que el negocio nacional del grupo aún suponga el 54% del total de 1.979 millones. El beneficio de la empresa crece un 3,1%, hasta, 82,6 millones.