Los desahucios siguen aumentando en 2014 pese a que caen los embargos

Las ejecuciones sobre casas habitadas crecen un 17% pese a la nueva ley

Manifestación de Stop Desahucios en Ciudad Real. EFE

Los desahucios volvieron a aumentar en el primer semestre del año con un avance del 17%, lo que equivale a 1.218 viviendas, según la estadística que ha publicado este jueves el Banco de España. Este nuevo repunte de los embargos de casas que estaban habitadas en el momento de la entrega del inmueble ha tenido lugar pese a la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, que cumplió en este periodo su primer año en funcionamiento. La evolución contrasta, además, con el descenso que se ha registrado en el total de las ejecuciones sobre viviendas habituales.

Según el supervisor, que recoge los datos que reconocen las propias entidades, el número de casas que han pasado a ser propiedad de la banca por impago ha bajado un 30% frente al primer semestre de 2013, hasta los 19.565. Es importante diferenciar entre lo que es vivienda habitual, lo que implica que la familia afectada se queda en la calle, u otro tipo de inmueble o segunda residencia. 

De las más de 19.500 entregas de casas utilizadas como residencia, 7.131 fueron procesos voluntarios con acuerdo entre el banco y el embargado, muchos menos que los 12.719 del primer semestre de 2013. Bajando al detalle, las daciones en pago pasaron a representar el 31,5% de las ejecuciones de primera vivienda al 29,5% entre enero y junio de 2014.

En el resto de procesos intervino el juez. En concreto, en 12.434. Esta cifra, aunque también supone un recorte frente al pasado ejercicio, registra una mejora inferior al del conjunto de las entregas con un descenso del 19,5%. Este saldo se explica por la evolución de los embargos en los que la vivienda estaba vacía, que caen un 22%, con 11.200. Mientras, crecen los que se han llevado a cabo pese a que la casa estaba habitada en el momento del desalojo, que corresponden a los desahucios propiamente dichos. Por último, los desalojos con intervención de las fuerzas del orden caen de 59 a 13.

La nueva ley hipotecaria, aprobada en abril del pasado año, para tratar de dar solución a las familias más desfavorecidas que no pueden cumplir con la hipoteca, estableció una moratoria para que los hogares con menos ingresos no pierdan su residencia.

La información de las ejecuciones fue publicada por primera vez por el Banco de España en mayo de 2013, "con el objetivo de proporcionar datos estadísticos sobre esta materia, que entonces eran casi inexistentes". Para ello, la institución que dirige Luis Linde realiza semestralmente una compilación de los datos que le transmiten todas las entidades.

"Desde entonces, sin embargo, se han producido avances notables en la disponibilidad de información pública sobre ejecuciones hipotecarias", advierte el Banco de España, que destaca que el INE también cuenta con una estadística propia desde el pasado 30 de junio. Ante el hecho de que la información de este organismo tendrá una frecuencia trimestral y cuenta con mayor detalle, así como datos desglosados por Comunidades Autónomas, el supervisor se plantea dejar de elaborar su estadística. En cualquier caso, asegura que completará la estadística relativa a todo el año 2014 antes de tomar una decisión al respecto.

Más información