Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Marruecos confirma que localizó petróleo a 200 kilómetros de Canarias

Las empresas que llevan la explotación de Sidi Ifni Musa 1 están "en las primeras etapas de indicios de crudo"

La empresa turco-británica Genel Energy ha confirmado a través de un comunicado que se ha localizado petróleo en el pozo Sidi Ifni Musa-1, ubicado frente a las costas de Marruecos en la zona turística de Agadir y a unos 200 kilómetros de las islas Canarias, aunque rápidamente ha precisado que es "prematuro" hacer interpretaciones técnicas sobre el nivel futuro de esta explotación porque se está "en las primera etapas" de "indicios de crudo". El hallazgo ha tenido lugar a unos 2.825 metros de profundidad y justo en plena polémica en el archipiélago español por las prospecciones autorizadas por el Gobierno a la multinacional Repsol.

De hecho, este mismo martes, la noticia ha servido para reproducir los enfrentamientos conocidos entre los sectores más afectados por las prospecciones que Repsol quiere hacer en Canarias, y a las que se oponen frontalmente el Ejecutivo autonómico presidido por el nacionalista Paulino Rivero, y numerosas asociaciones y coletivos canarios relacionados con el turismo y el medioambiente. Rivero ya ha avanzado que este descubrimiento en Marruecos no cambia nada y ha exigido al Gobierno de Mariano Rajoy que vigile esas futuras extracciones. Y sigue adelante con su idea de convocar una consulta en las islas que el Gobierno central recurrirá ante el Tribunal Constitucional este mismo viernes. Varios ministros del Gobierno se han pronunciado hoy expectantes ante las noticias en Marruecos, como ha hecho el presidente de Repsol, Antonio Brufau.

"Genel confirma la información contenida en las actualizaciones operacionales publicadas por sus asociados (respecto al citado pozo)", ha apuntado a través de un comunicado publicado en su página web esta compañía que posee el 60% de los derechos de este pozo. El mismo contenido han ratificado las otras dos empresas asociadas a la firma turco-británica, como la petrolera Serica Energy y San Leon.

La petrolera Serica Energy, con un 5% de participación en esta actividad, afirmó en su nota que los trabajos de exploración en el pozo han demostrado la presencia de petróleo a 2.825 metros de profundidad, al tiempo que ha anunciado que ahora se procederá a "aislar y comprobar la presión, permeabilidad y capacidad productiva del mismo". El director general de Serica, Tony Craven Walker, matizó en este sentido que ahora serán necesarias "otras evaluaciones" porque consideró que se está "en las primeras etapas" del trabajo.

Por su parte, San Leon, que está participando también en las operaciones, ha emitido un comunicado similar al de Serica Energy, ratificando el éxito de los trabajos en Sidi Musa-1.

El Gobierno marroquí se está mostrando por ahora muy cauto en esta ocasión con este descubrimiento. Desde el Ejecutivo no se ha mencionado nada directamente. Desde la Oficina Nacional de Hidrocarburos sí se quiso precisar que el descubrimiento de este yacimiento de petróleo del Jurásico Superior había tenido lugar el pasado jueves, en el citado pozo de Sidi Musa 1, a unos 59 kilómetros de la costa de Ifni y exactamente a 2.087 metros de profundidad. Y se añadió: "Las operaciones específicas se están realizando para caracterizar la naturaleza del petróleo encontrado y para apreciar las propiedades petrofísicas de las rocas atravesadas con el fin de decidir sobre el potencial real de la zona de interés". También se ha indicado que incluso si la calidad y cantidad del petróleo hallado en ese pozo fuera aprovechable se necesitarían entre cinco y seis años para poder extraerlo en buenas condiciones.

Este anuncio ha llegado después de que la pasada primavera, el 6 de marzo, la misma firma Genel avanzara que también había confirmado la presencia de petróleo cerca de Tarfaya, entre Marruecos y Fuerteventura, en concreto en el pozo denominado Juby Maritime 1, situado a 3.100 metros de profundidad, aunque la zona principal a explotar está a 3.700 metros. Esa prospección luego no llegó a buen puerto y se frenó.

Marruecos, con un Gobierno del Partido Justicia y Desarrollo que presume de su islamismo moderado, sin estridencias ni peligros de inestabilidad, busca desde hace años atraer a las grandes multinacionales del sector porque sueña con encontrar petróleo en su subsuelo para hacer la competencia a Libia o Argelia. Y porque padece una gran dependencia exterior para nutrirse de hidrocarburos ya que el 97% de la energía que consume es importada.

La máxima responsable de la Oficina Nacional de Hidrocarburos (ONHYM, siglas en francés), Amina Benkhadra, informó en ese sentido de que se han concedido ya 113 licencias de explotación y cuatro de reconocimiento y de que se trabaja con 30 empresas especializadas en distintas regiones del país.

En 1968 el grupo Esso ya detectó, también cerca del cabo de Juby, la presencia de petróleo en el subsuelo marítimo de Marruecos. Durante estos 46 años se han hecho muchas prospecciones y se han anunciado, periódicamente, hallazgos que al poco quedaban en nada. Ahora la noticia ha tenido más eco en España porque llega en un momento de grave crisis económica y de enfrentamiento político entre el Gobierno central y el canario por los planes petrolíferos de Repsol al este de las islas.

Según apuntó la petrolera —que forma consorcio con Cairn Energy y la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas del Gobierno marroquí—, el descubrimiento está a dos kilómetros del pozo MO-2, donde hubo un hallazgo del periodo jurásico superior en el año 1968.

Más información