Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

España aumenta la exportación de vino tirando los precios

Las ventas al exterior crecieron un 9% en el primer semestre del año

Las exportaciones interanuales de vino al primer semestre de este año experimentaron un crecimiento del 9% en volumen, según los datos elaborados por el Observatorio Español de los Mercados del Vino analizando las ventas en casi un centenar de países. Este crecimiento se ha debido fundamentalmente a una bajada de los precios medios en un 7,2%, lo que ha supuesto que los ingresos en el mismo periodo solo subieron el 1,1%. Ello supuso unas exportaciones de casi 18 millones de hectolitros por un montante de 2.436 millones de euros.

La evolución positiva de las ventas españolas coincidió con una reducción del comercio mundial del vino en volumenque se eleva a 95 millones de hectolitros, en un 0,4% y del 2% en valor sobre unas ventas de 25.000 millones de euros.Para hacer frente a esta situación de los mercados, España tuvo que vender los graneles a precios de saldo. El precio medio de la venta de todos los vinos bajó hasta 1,36 euros litro consecuencia de unos precios medios para el envasado de unos 2,45 euros litro, pero sobre todo por una nueva caída en los vinos a granel hasta los 0,30 euros litro.

Por tipos de vino, solamente crecieron en volumen y en valor los espumosos, entre el 1,4% y el 1,5%. El envasado fue el único vino español que redujo sus ventas, aunque mantuvieron los ingresos.Por el contrario, la estrella de las exportaciones siguió siendo el vino a granel con un incremento en volumen del 18%, pero solamente de un 2,3% en valor.Estas ventas se dispararon en los últimos meses previos a la nueva campaña vitivinícola cuando las bodegas tuvieron que bajar los precios para hacer hueco en sus instalaciones y evitar así su entrega a la destilación a precios de mercado.Alemania,Francia, Rusia, China, Canadá,Dinamarca,Italia y la República Checa son los principales compradores. En el caso de Francia, con unas importaciones totales de 5,8 millones de hectolitros, las ventas españolas supusieron más del 70% de la compras de graneles en el exterior.