Selecciona Edición
Iniciar sesión

El temor a la recesión aumenta en Alemania tras el bajón exportador

Los expertos rebajan la previsión de crecimiento para este año al 1,3% y el próximo al 1,2%

La canciller alemana Angela Merkel AP

La economía alemana ya empezó a recibir malas noticias el segundo trimestre del año pasado, cuando se contrajo un 0,2%. Y el panorama que pintan los expertos es cada vez más oscuro. Los malos datos del sector exportador del pasado mes de agosto hacen temer un nuevo trimestre en negativo, lo que empujaría a la primera economía del euro a la recesión. “Parece que va a hacer falta un pequeño milagro en septiembre para evitar la recesión en el tercer trimestre”, señaló a Reuters el economista de ING Carsten Brzeski.

El pesimismo viene por varios frentes. El sector exportador, verdadera fortaleza de la economía alemana, experimentó en agosto una caída del 5,8%, el mayor golpe sufrido en los últimos cinco años. Las empresas alemanas están empezando a notar las mayores dificultades económicas y políticas tanto en la zona euro como en los mercados exteriores.

Pero los problemas no vienen solo por los datos de los últimos meses. El Fondo Monetario Internacional ya rebajó las previsiones de crecimiento de la economía alemana para este año y el próximo; y el jueves hicieron lo mismo los principales institutos económicos del país. Cuatro think-tanks presentaron unos pronósticos que incluyen un aumento del PIB alemán este año del 1,3% (la anterior previsión era del 1,9%) y un 1,2% el próximo (frente al 2% estimado previamente).

En una rueda de prensa conjunta de los cuatro centros de estudios, Ferdinand Fichtner, del DIW, criticó algunas decisiones adoptadas por el Gobierno alemán, como la aprobación de una ayuda a las madres, la rebaja en la edad de jubilación o el salario mínimo; y reclamó una política de inversión en infraestructuras decidida para ahuyentar los riesgos que afronta la economía alemana.

El ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, se aferró a los buenos datos de empleo y de la demanda interna. El próximo martes será su turno. Entonces presentará las previsiones del Gobierno.