Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La compraventa de vivienda cae tras cinco meses de subidas

En agosto se transmitieron 23.525 casas, un 1,1% menos respecto al mismo mes de 2013

La compraventa de viviendas bajó en agosto el 1,1% respecto al mismo mes de 2013, hasta las 23.525 operaciones. Vuelve a las andadas, ya que con este dato se rompe con cinco meses consecutivos de subidas en tasa interanual, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Además, respecto al mes de julio, la caída es del 17,7 %, lo que representa la mayor caída entre los meses de julio y agosto de los últimos cinco años.

En lo que va de año la compraventa de casas baja el 3%, según la estadística del INE, elaborada en base a las operaciones inscritas en los registros de la propiedad y que, por tanto, refleja operaciones cerradas meses antes.

La usada es la que más se vende y la que más crece. El 65,6% de las casas transmitidas por compraventa en agosto fueron usadas (15.421) y el número de estas operaciones se incrementó un 15,2% respecto al mismo mes de 2013. Por su parte, el 34,4% de las vendidas fueron nuevas (8.104), un 22,1% menos que un año antes.

Destaca un ligero repunte en la compra de vivienda protegida. En términos anuales, el número de viviendas libres transmitidas por compraventa disminuyó un 1,3%, mientras que el de protegidas aumentó un 0,7%. Aún así, el 90,1% de las casas transmitidas en agosto eran libres (21.204) y apenas el 9,9% protegidas (2.321).

Respecto a las fincas, el número de las inscritas en los registros de la propiedad (procedentes de escrituras públicas realizadas anteriormente) en agosto fue de 109.731, lo que supone un 8,9% menos que el mismo mes de 2013.

En opinión de Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.es, "esta caída demuestra que aún es pronto para hablar de recuperación o fin del ajuste en el sector". Confía en que el nivel de compraventas mejorará a medida que avance el año, entre otras razones, por los cambios a partir de 2015 en la tributación de la plusvalía para las viviendas compradas antes de 1994. "Esta nueva medida presionará a los vendedores a cerrar operaciones antes de que acabe el año y provocará un descenso de los precios", añade.

"Se ha demostrado que era pronto para hablar de tendencia sólida, dado que el mercado se está regulando y es normal ver altos y bajos en las estadísticas", explica Manuel Gandarias, director del Gabinete de estudios de pisos.com. A esta fluctuación fruto de la búsqueda de equilibrio se le suma cierto carácter estacional, dado que se trata de operaciones cerradas en verano, meses en los que se relaja la actividad inmobiliaria. Considera que "los datos de transacciones hasta finales de año podrían dar alguna sorpresa, presentando picos derivados del nuevo escenario fiscal al que tendrán que enfrentarse los vendedores. Las abultadas plusvalías a partir de 2015 podrían generar rebajas adicionales en este último trimestre y elevar el interés de la demanda solvente e indecisa".