Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

González destituye a Pablo Abejas por el uso de las tarjetas de Caja Madrid

La presidenta de la Fundación dimite tras pedírselo la Comunidad

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha destituido al director general de Economía y presidente de Avalmadrid, Pablo Abejas, tras conocerse que en su etapa en Caja Madrid, donde presidió la Comisión de Control, llegó a gastar 246.700 euros con las tarjetas opacas que emplearon 86 directivos y consejeros de Caja Madrid y Bankia. Durante al menos diez años —entre 2003 y 2012—, los responsables cargaron a estas tarjetas no declaradas, y al margen de los gastos de representación, más de 15,5 millones de euros en gastos personales, según el sumario del caso Bankia que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Abejas gastó, presuntamente, 246.700 euros de esta forma.

El barón popular fue el político que se mostró más rápido de reflejos, y el más contundente. La decisión se tomó sobre la marcha en la reunión semanal del Consejo de Gobierno. Antes de tomarla, González consultó a sus ocho consejeros en el cónclave, que se alargó cuatro horas y media. El número dos de González, Salvador Victoria, negó tener constancia de la existencia de esas tarjetas, en contra de lo que afirma Abejas.

La presión de González también ha forzado la dimisión de María Carmen Cafranga como presidenta de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad de Madrid. Cafranga, que es íntima de Esperanza Aguirre, gastó 175.200 euros. En un comunicado de renuncia, Cafranga ha mostrado la "convicción" de haber actuado "siempre" con "plena legalidad". Cafranga también era vicepresidenta de la junta rectora de Ifema, al igual que González y Luis Eduardo Cortés.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, juzgó de "execrable" el uso de las tarjetas, que salpica a representantes del PP (28), PSOE (15) e IU (4) y a los sindicatos CC OO (6) y UGT (4). El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó que abrirá un expediente a los afectados de su partido, a quienes se pedirá que devuelvan el dinero. De confirmarse el uso fraudulento, serán expulsados. Antonio Romero (252.000) y José María de la Riva (208.900), los dos socialistas que más emplearon sus tarjetas, ya no ocupan cargos orgánicos. Ramón Espinar también figura en la lista, con unos gastos de 178.400 euros. También está el exalcalde de Alcobendas, José Caballero (19.800).

Con este dinero de plástico, entregada a los miembros del consejo de administración y del consejo ejecutivo, se pagó ropa, alimentación o viajes, y se retiraron de los cajeros automáticos al menos 2,1 millones de euros. No fue hasta el pasado 26 de junio cuando Bankia dio la alerta al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con dos informes en los que advertía de la existencia de estas tarjetas "fuera del circuito ordinario", señalando que no había contabilidad precisa. El responsable del FROB hizo llegar, a su vez, estos documentos a la Fiscalía Anticorrupción.

El juez Andreu ha enviado los informes a los peritos del Banco de España para que investiguen si las 86 personas que utilizaron este método de pago pudieron cometer los delitos societario y de apropiación indebida que señalaba la Fiscalía Anticorrupción, y si el propio supervisor conocía la existencia de este medio de pago. Fue la propia entidad la que, a través de una auditoría interna, detectó hace meses las tarjetas. En Caja Madrid, al menos 15,25 millones de euros salieron de la entidad por este medio entre los ejercicios 2003 y 2012, y en Bankia los directivos abonaron de esta manera compras por valor de 245.200 euros.

El líder de UGT en Madrid se plantea dimitir tras el escándalo

EL PAÍS

El secretario general de UGT en Madrid, José Ricardo Martínez, ha reconocido este jueves que su dimisión es una "posibilidad muy razonable" después de conocerse que, como consejero de Caja Madrid, también hizo uso de las tarjetas opacas. En concreto, el sindicalista gastó por valor de 44.200 euros. 

El líder sindical ha admitido que estudia presentar su dimisión en una entrevista en la Cadena SER, si bien ha apuntado que va a reflexionar durante el fin de semana. Dimitiría, ha explicado, por "la presión injustificada" que a su juicio hay sobre UGT. José Ricardo Martínez ha reconocido que compró trajes con la tarjeta y, a la pregunta de si adquirió objetos personales, ha contestado que "cree" que no. Sí compró "regalos institucionales, de compromiso". 

Más información