Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coca-Cola retoca el plan de incentivos a ejecutivos

Warren Buffett, su principal accionista, y otros inversores criticaron con dureza las remuneraciones

Coca-Cola rectifica tras la oleada de críticas que le llegaron de sus accionistas. La corporación estadounidense decide ahora modificar el masivo plan de incentivos a los ejecutivos, que fue cuestionado por el propio Warren Buffett. En términos generales se mantiene igual, pero retoca la manera en la que se distribuirán los premios, dando más peso a las retribuciones en efectivo.

La cruzada la inició la pasada primavera David Winters, un activista del fondo Wintergreen Advisors. Lo consideró excesivo y por eso propuso en la pasada junta anual de accionistas, celebrada el 23 de abril, que se rechazara porque iba a sentar un mal precedente. Su moción no prosperó. Buffett, por su parte, se abstuvo en el voto. Eso no impidió que cesara la presión, al contrario.

Warren Buffett dijo entonces que no podía votar contra Coca-Cola, porque habría sido un rechazo a la gestión. Pero si dejó clara su oposición en público al plan, que fue respaldado el 83% de los accionistas. El oráculo de Omaha también dijo que no estaba de acuerdo con algunas cosas que denunciaba Winters, aunque compartía que se daba demasiado peso al pago en acciones.

El plan original incluía la distribución de 300 millones de opciones y 40 millones de unidades de rendimiento, que equivalen a cinco títulos de Coca-Cola cada una. Ahora, como explica el consejero delegado, Muhtar Kent, se trata de vincular más aún las retribuciones al rendimiento de la compañía. Para ello se apoya más en el pago que se hace en efectivo que en opciones.

En la nueva ecuación, dos tercios de las remuneraciones se harán en unidades de rendimiento y el tercio restante en opciones. Como indica Kent en la nota con el anuncio, la modificación busca dar más flexibilidad a la hora de quién y cuántas acciones va a recibir. “Se trata de dar un enfoque más equilibrado a los premios que se dan a largo plazo y pagar por los resultados”, concluye.