Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno eleva la tasa de sustitución de funcionarios al 50% en áreas esenciales

Hasta ahora estaba en el 10%. La reposición de vacantes seguirá congelada en el resto de la plantilla

 EL PAIS-LIVE

Las Administraciones Públicas tendrán algo más de margen para sustituir a los empleados que causen baja. El Ministerio de Hacienda ampliará hasta el 50% la tasa de reposición —el número de contrataciones públicas por cada baja— para servicios esenciales como sanidad, educación, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, inspección tributaria y universidades entre otros. La medida está incluida en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado que aprobó ayer el Consejo de Ministros y que congela la oferta de empleados públicos para el resto de servicios no esenciales, que son el grueso de los funcionarios administrativos.

Al elevar al 50% la tasa de sustitución, el Gobierno rectifica la cifra que había deslizado tan sólo un día antes a los sindicatos. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió el pasado jueves con los representantes sindicales, en el marco de la mesa de la función pública, para trasladarles los detalles del Presupuesto de 2015. En aquella cita les trasladó la idea del Ejecutivo de elevar la tasa de reposición para servicios esenciales del 10% actual al 20%. Pero ayer viernes la aumentó por sorpresa al 50%.

La medida permite sustituir a uno de cada dos empleados que se jubilen

"El Gobierno no ha tardado ni 24 horas en rectificar el borrador de presupuestos para el próximo año para ampliar la oferta de empleo público tras las presiones recibidas", señala el sindicato CSIF en un comunicado. Esta organización sindical añade: "Esta nueva tasa de reposición es una señal de que el Gobierno tiene margen económico para compensar a los empleados públicos y reforzar las plantillas si tuviera voluntad política". "Además", insiste, "no hay que olvidar que esta tasa de reposición sigue suponiendo la destrucción de la mitad de las plazas de personal que se jubile el año que viene". Fuentes sindicales cifran en 30.000 los trabajadores que se jubilan cada año. Eso quiere decir que, como máximo, se sustituirán por 15.000 empleados públicos (si todos estuvieran ocupados en servicios esenciales).

Las plantillas de las administraciones públicas se han visto muy mermadas en los últimos años. Desde 2011 han perdido 347.000 efectivos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que recoge todos los trabajadores de la administración pública, interinos y eventuales incluidos. La cifra se reduce a más de la mitad, unos 132.000 efectivos menos, si se tiene en cuenta el Boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas del Ministerio de Hacienda, que sólo recoge funcionarios, personal laboral, pero excluye a los miles de interinos muchos de ellos en sanidad y educación que son contratados por semanas e incluso días.

Montoro había dicho a los sindicatos que la reposición pasaría del 10% al 20%

En este escenario, el Gobierno volverá a congelar el sueldo a los funcionarios en 2015, por quinto año consecutivo. Las nóminas de los empleados públicos llevan desde 2010 sin aumentar y desligadas de la evolución de los precios (IPC). No obstante, el Ejecutivo se podrá guardar en la manga posibles subidas en los complementos salariales de los empleados públicos. Y permitirá a las administraciones públicas con más margen presupuestario que suban la retribución a sus empleados públicos.

Además, el Gobierno aprovecha las cuentas de 2015, en pleno periodo electoral, para lanzar un guiño a los funcionarios ya que devolverá una parte de la paga extra de 2012 que suprimió, aunque según dijo el ministro de Hacienda ayer: "No se suprimió, se desplazó en el tiempo". En realidad la parte que restituirá es la correspondiente a los 44 días devengados entre el 1 de junio de 2012 y el 14 de julio, cuando se aprobó el decreto con el recorte. Muchos tribunales, incluido el Constitucional, han expresado sus dudas sobre la supresión de esa parte de la paga de Navidad.

Más información