Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El mejor mes de la historia para el turismo

Agosto batió el récord de llegadas de extranjeros con más de nueve millones

El alojamiento en viviendas alquiladas escala casi un 30% en un solo año

La playa de Levante de Benidorm (Alicante), abarrotada de gente.

España no ha encontrado aún un filón de empleo y crecimiento tan vigoroso como el de esa industria que siempre ha sido su gallina de los huevos de oro: el turismo. Y agosto ha marcado un hito para el sector al lograr la entrada de 9,1 millones de turistas extranjeros, lo que supone un incremento del 8,8% respecto al mismo mes del año pasado pero, sobre todo, implica el récord hasta ahora, según los datos la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), que hizo públicos el lunes el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y que miden el número de visitantes que pernocta al menos una noche en España. El sol y playa es para la economía española el motor más incontestable de la recuperación, pese a que crea puestos de trabajo de gran temporalidad y que, para disgusto de los hoteleros, los visitantes echan cada vez más mano de los apartamentos de alquiler.

El alojamiento en viviendas alquiladas escaló un 29,7% en agosto, frente al 4% que lo hizo en los hoteles o el 11,2% en casas propias, de familiares o amigos. Es decir, que cada vez gana más peso en el mercado el turista que opta por alquilar un apartamento, independientemente de que lo haga por agencias o vías tradicionales o a través de portales en auge como Rbnb, que han puesto al sector de la hostelería en pide de guerra.

El colectivo de extranjeros que en agosto pasado optó por hospedarse en establecimientos hoteleros o similares alcanzó el 53,7% del total, cuando en el mismo mes de hace un año era el 56% y, antes de la crisis, en agosto de 2007, era el 57%. En cambio, la proporción de turistas que optan por alternativas ha ido aumentando en la misma medida: eran el 46,3% total el pasado agosto, el 43,8% hace un año y 41% antes de la crisis.

ampliar foto
Fuente: Turespaña (Frontur).

Esta es una de las tendencias por las que los empresarios del sector suelen plagar de matices los buenos datos que arrojan las estadísticas en el último año. “No somos autocomplacientes porque no hay que mirar cuánta gente entra en un supermercado, sino el gasto medio por cada carrito de la compra, y las tarifas no se han recuperado, además de que cada vez más la gente va a apartamento no reglados”, lamenta José Luis Zoreda, de Exceltur, la asociación de las grandes empresas turísticas del país, que elabora numerosos informes sobre el sector.

Según los últimos datos de la encuesta Egatur, también del ministerio de Industria, que corresponde a julio, el gasto medio diario permanece estancado y el gasto medio por extranjero (983 euros) descendió porque se redujo la estancia media. Aun así, pese a que la rentabilidad por turista se resiente para muchas empresas, el global de los ingresos crecerá y mejorará la balanza de pagos de España.

Zoreda también advierte de que el récord de agosto tiene mucho que ver con la demanda de julio, cuyo crecimiento se ralentizó porque el mes coincidía con el Mundial del Fútbol. Tradicionalmente ocurre así, según señala, en los veranos con este campeonato: una parte de la demanda se vuelca en el mes siguiente.

Con todo, el incremento de turistas acumulado entre enero y agosto ha alcanzado un 7,3%, hasta los 45,4 millones de visitantes. Cataluña, Baleares y Canarias lideran el mercado y en agosto recibieron a seis de cada 10 visitantes, con aumentos de las llegadas respecto al año pasado. El territorio catalán acumuló la mayor cuota de visitantes, el 26,6%. No obstante, Madrid registró el mayor incremento interanual, de un 19%, después del batacazo que sufrió el año pasado al convertirse durante unos meses en la única comunidad que seguía perdiendo turistas. Con las cifras de agosto, 352.179 extranjeros, se llega a un nivel similar al alcanzado en el mismo mes de 2006, según Frontur.

También ingleses, alemanes y franceses continúan siendo los principales abonados a las costas españolas y su crecimiento ha compensado la caída del turismo ruso, que con la devaluación del rublo y el conflicto de Ucrania atraviesa horas bajas: estos visitantes han bajado un 8,6% en agosto y un 5% en el acumulado del año.

Reino Unido se mantuvo en cambio como el primer emisor con la llegada de 2,1 millones de no residentes, un 5,8% más, que tiene Baleares como su destino favorito; le sigue Francia con su récord particular porque rozó en agosto los dos millones de visitantes por primera vez en la serie histórica, con un alza del 9,4%. Los franceses tienen Cataluña como lugar de vacaciones predilecto. En tercer lugar, Alemania, con 1,3 millones de turistas, aumentó un 11,8% y Baleares concentra más del 51% de las llegadas. Pero este auge del turismo europeo, si la recuperación de la zona euro entra en barrena, también peligra.

Más información