Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Alibaba se convierte en una de las compañías más valiosas del mundo

La compañía china cierra su primera sesión en Wall Street con una subida del 38%

El fundador de Alibaba, Jack Ma (centro), junto a otros ejecutivos a la puerta de la Bolsa de Nueva York. Bloomberg

Alibaba se estrenó en Wall Street con una subida inicial del 36%, a 92,70 dólares la acción, en el momento en el que se realizó el primer canje de acciones en el New York Stock Exchange. El gigante del comercio electrónico chino hizo así historia, y no solo por los 21.800 millones de dólares recaudó en la colocación. Es la mayor corporación que se estrena en el parqué, con una valoración global que en los primeros minutos ascendió a cerca de 228.000 millones de dólares (unos 177.000 millones de euros) y que le colocó entre las 20 mayores compañías cotizadas del planeta.

El estreno bursátil de Alibaba se produjo pasadas dos y media horas del inicio de la sesión en Wall Street. El ajuste del precio del primer intercambio de acciones fue delicado y laborioso, para evitar en todo momento los errores que llevaron a la desastrosa colocación de Facebook hace dos años y medio. La primera indicación ya anticipaba que abriría por encima de los 80 dólares. De ahí fue subiendo gradualmente hasta superar los 90 dólares la acción.

El máximo alcanzado en la sesión fue de 99,7 dólares la acción, que se tocó justo unos segundos después del estreno. Luego descendió gradualmente hasta cerrar en 93,89 dólares, todavía un 38% por encima del valor inicial, lo que equivale a 231.000 millones de dólares (unos 180.000 millones de euros), suficiente para colocarse en la posición 17 de la lista de las mayores compañías del mundo por capitalización bursátil Es más grande que JPMorgan Chase, Verizon, Pfizer e IBM o la combinación de Facebook y Twitter o que sus rivales occidentales Amazon e eBay juntas.

El valor de partida eran 167.600 millones de dólares. Esa era la capitalización que correspondía a los 68 dólares en los que se puso precio a sus acciones en la víspera. Con semejante valoración se convertía ya en el mayor estreno bursátil del mundo, superando los 133.400 millones de capitalización del Agricultural Bank of China cuando empezó a cotizar en julio de 2010 en Hong Kong o los de 131.800 millones del ICBC en octubre de 2006.

El tercer mayor estreno hasta la fecha era de otra firma financiera, del mismo país y en el mismo mercado. El Bank of China se valoró en 94.100 millones cuando se estrenó en mayo de 2006. Para encontrar a la cuarta había que ir al otro lado del mundo. Facebook protagonizó en mayo de 2012 el mayor estreno en Wall Street de una compañía estadounidense, con una capitalización de 81.250 millones que dobló desde entonces.

Si se mantenía el entusiasmo visto de los últimos meses, Alibaba tenía relativamente fácil superar a Facebook incluso en el primer día cotizando. La red social fundada por Mark Zuckerberg valía 198.700 millones de dólares en el momento del inicio de la sesión en el Nasdaq. A la compañía china le bastaba con subir así un 15% desde el valor final de la oferta, un incremento que finalmente más que duplicó. La cuestión estaba más bien en ver cuánto se acercaba a Google.

La compañía tecnológica de Mountain View, la más potente de Internet, valía 398.400 millones al tocar la campana. Es la tercera mayor corporación cotizada del mundo, por detrás de la petrolera ExxonMobil, en un clasificación que corona Apple, con 608.250 millones de capitalización. La cuarta es Microsoft, con una valoración en el mercado bursátil de 383.300 millones.

La otra tecnológica de referencia es IBM, con una valoración antes del toque de campana de 192.300 millones. No muy lejos le siguen la surcoreana Samsung y Oracle. Si la historia ayuda a poner las cosas en contexto, el rendimiento de las grandes compañías que saltan al parqué suele ser bastante decepcionante. La media en Wall Street es de una apreciación inferior al 10% el primer día de cotización y se torna negativo en el primer año.

Los inversores se fijan, además, en tres valores chinos para entender por dónde podría ir Alibaba. Les gustaría ver algo parecido a Baidu, que se estrenó en agosto de 2005 con un alza del 350%. Desde entonces acumula una apreciación del 8.000%. Más a corto plazo se fijan en Leju. Subió un 19% en la primera jornada en abril, que elevó al 38%. La cara opuesta es RenRen, que subió un 30% en el estreno en marzo pero cae un 75% respecto a la oferta.