Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los directivos de Jazztel logran bonus multimillonarios con la opa de Orange

Recibirán acciones valoradas en 42,7 millones y los ejecutivos también podrán ejercer opciones

Leopoldo F. Pujals y José Miguel García, ejecutivos de Jazztel. EFE

La lluvia de millones que supone la oferta pública de adquisición de Orange sobre Jazztel no solo beneficiará a los accionistas. Un grupo de directivos de Jazztel se embolsará bonus multimillonarios con la operación. El grupo francés ha comunicado a las autoridades bursátiles que además del capital emitido cuenta con hacer frente a dos planes de incentivos que pueden suponer la emisión de un máximo de 8,23 millones de acciones adicionales, que se traducirán en bonus de al menos 64 millones, según estimaciones de fuentes conocedoras de los planes.

La necesidad de hacer frente a esos planes es lo que explica que Orange cuantificase su oferta sobre Jazztel en unos 3.400 millones, y no en los 3.334 millones que resultarían del capital ya emitido.

El principal beneficiario de los incentivos es el consejero delegado de la compañía, José Miguel García, artífice junto a Leopoldo Fernández Pujals, el presidente y primer accionista de Jazztel, del vuelco que ha dado la compañía, que hace una década parecía a la deriva y sin futuro. Al precio de la opa, sus acciones y opciones suponen en torno a 15 millones de euros. García ya se embolsó en torno a 14 millones de euros este año por otros planes de incentivo anteriores.

José Miguel García, consejero delegado de Jazztel, recibirá unos 15 millones de euros

Orange contempla hacer frente en primer lugar a “un Plan Extraordinario de Retribución mediante entrega de acciones conforme al cual el consejero delegado, el secretario general y otra serie de directivos recibirán de forma extraordinaria un total de 3.285.000 acciones”, valoradas en 42,7 millones de euros. De esa cifra, un millón de acciones, esto es, 13 millones de euros al precio de la opa, le corresponden al consejero delegado y 350.000 títulos (4,55 millones de euros) al secretario general, José Ortiz. El resto de acciones, por valor de 25,2 millones de euros, se repartirán entre 9 altos directivos, a los que corresponde una media de 2,8 millones de euros en acciones.

Aunque inicialmente ese era un plan para el periodo 2013- 2018, incluía cláusulas de vencimiento anticipado y los directivos recibirán de golpe todas esas acciones.

A eso se suma un segundo plan, en este caso de opciones sobre acciones, inicialmente previsto para el periodo 2013-2016. Afecta a 4,95 millones de acciones, pero su entrega no sería gratuita, sino a cambio de pagar 4,33 euros por título. El beneficio por cada acción sería de 8,67 euros y la máxima ganancia, por tanto, de otros 42,9 millones a repartir en este caso entre un número mucho mayor de empleados. Sin embargo, fuentes conocedoras de los planes señalan que al no haber cláusulas de vencimiento anticipado, la ejecución solo está asegurada para los dos primeros tramos, la mitad del plan, pues los otros dos tramos son para 2016 y 2017.