Enel ofrece 8.253 millones por los activos de Endesa en América Latina

La firma que preside Borja Prado, controlada al 92% por la italiana, dará un dividendo récord

Francesco Starace, consejero delegado de Enel. EFE

El grupo italiano Enel dio ayer el paso definitivo para adquirir los activos latinoamericanos de Endesa, eléctrica de la que posee el 92% del capital, que de este modo quedaría circunscrita al mercado ibérico. En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), indicó que ha trasladado a la compañía que preside Borja Prado una oferta de 8.253 millones de euros, lo que supone valorar la acción de Enersis, la filial chilena que reúne los activos latinoamericanos de Endesa (tiene el 60,6%) en 0,28 euros por acción.

La valoración que hace Enel de los activos latinoamericanos de Endesa recoge la prima del 11% que se comprometió a abonar el grupo que dirige Francesco Starace el 31 de julio, el día que se anunció la operación a los mercados. La operación incluye además desde su diseño inicial el reparto por parte de Endesa de un dividendo extraordinario con lo ingresado con la venta, cuyo importe ascendería a, al menos, la cantidad percibida en la transacción, Este reparto supondría pagar a los accionistas (es decir, en su inmensa mayoría a la propia Enel) unos 7,8 euros por acción, un dividendo sin precedentes en la historia empresarial española.

Este importe es más de cinco veces superior a los 1,5 euros por acción entregados con cargo a las cuentas del ejercicio 2013. De este modo, el dividendo extraordinario de Endesa tiene tal envergadura que superará los beneficios obtenidos por la compañía en los últimos cuatro años. La eléctrica había suspendido por prudencia el dividendo con cargo a las cuentas del ejercicio 2012 debido a la incertidumbre regulatoria, y lo recuperó un año después, con el pago de esos 1,5 euros a cuenta por acción.

La operación fue comunicada en su día al Gobierno español, que no la recibió de buen grado, al suponer la pérdida del negocio latinoamericano de Endesa (cerca del 40% del total), que tiene activos en Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia.

La eléctrica tiene inversiones en Chile, Perú, Colombia, Argentina o Brasil

Enel confirmó también a la CNMV su propuesta a Endesa de que reparta un segundo dividendo, sin cuantificar, a cargo de la deuda de la empresa española, con vistas a hacer atractiva una eventual oferta pública de venta, con la que Enel sacaría a Bolsa parte de su 92% de Endesa. La compañía italiana considera que eso optimizaría la estructura financiera de la eléctrica española, al aumentar su deuda (una de las más bajas del sector, 4.550 millones) y evitar la acumulación de capital, más costoso.

Fuentes de Endesa indicaron a Europa Press que el consejo de administración de la compañía se reunirá previsiblemente el próximo miércoles, 17 de septiembre, para adoptar una decisión sobre la propuesta formulada por Enel, que de resultar aprobada, deberá contar con el refrendo de una junta extraordinaria de accionistas.

A finales de julio, Enel anunció su intención de adquirir los activos latinoamericanos de Endesa como parte de la reorganización del grupo y como paso previo a una eventual salida a Bolsa de un porcentaje de la eléctrica española. La compañía italiana ya adelantó en ese momento que sus planes consisten en transferir el negocio de su filial Endesa en Latinoamérica a Enel Energy, una sociedad bajo su control al 100%, aunque con sede social en España, donde seguirá incrementando sus inversiones. A partir de este momento, se iniciará un periodo para que Enel estudie distintas fórmulas para mejorar el valor de Endesa, y es en este punto en el que podría lanzarse una Oferta Pública de Venta (OPV) de parte del capital de la eléctrica española. La decisión se adoptará en el cuarto trimestre del año.