Selecciona Edición
Iniciar sesión

La flota pesquera regresa al mar marroquí tras tres años de parón

Los primeros barcos andaluces zarpan este miércoles para retomar sus caladeros

Marruecos recibirá 40 millones de compensación: 30 de la UE y 10 de los armadores

Pescadores de Barbate, en la provincia de Cádiz, descargan en el muelle de la localidad.

Los palangreros Chipiona I y Sirena I están hoy en capilla, en Barbate, revisando redes y aparejos, para zarpar mañana al fin hacia Tánger, pasar la última revisión técnica, y llegar con la marea creciente al caladero de Maguan, tras doblar el cabo Espartel, para capturar los primeros boquerones y peces sables marroquíes tras tres años de parón en ese banco de pesca por los problemas políticos y económicos entre Marruecos, la Unión Europea y España.

El tantas veces anunciado y retrasado acuerdo pesquero entre la UE y el país marroquí, perfilado en los detalles la semana pasada en Rabat y que afecta sobre todo a pesqueros andaluces, se concreta así tras las últimas trabas y con numerosas concesiones.

Domingo Pacheco, 43 años, patrón y armador del Chipiona I y el Sirena I, echó los dientes en los caladeros marroquíes. Allí aprendió a pescar y a conocer la peculiar idiosincrasia del mar y también la marroquí. Ahora, tras 27 años de experiencia, se considera un experto. Está contento con el acuerdo final alcanzado entre la UE y Marruecos pero no se fía de nada, tampoco de lo que puedan encontrarse ya mañana en faena.

El pacto permitirá pescar 80.000 toneladas al año de seis tipos de peces

“Llevamos tres años sin trabajar allí y desde luego la primera semana será de prueba, a ver cómo están las cosas, porque sí es verdad que en esos bancos hemos pescado mucho y la pesca es normalmente de mayor tamaño y calidad que en el estrecho, pero al principio será una aventura”, advierte con ilusión Pacheco.

El patrón de la Cofradía de Barbate, Alfonso Reyes, incide tanto en la alegría de la nueva perspectiva de trabajo para alrededor de unas 700 personas en un área muy castigada por el paro como en esa incertidumbre de cómo estará la zona: “Es cierto que en teoría, tras tres años sin pescar, el banco debería estar mejor que nunca pero es que nos dicen que justo ahora no se está viendo pesca allí y la flota marroquí también es más grande, con más de 100 barcos”.

Esa inquietud por el resultado de las capturas no oculta la satisfacción del sector por la entrada en vigor del nuevo acuerdo pesquero de la UE con Marruecos. Una negociación que se cerró sobre la mesa hace un año, que luego suscribieron hace meses todas las partes implicadas y que no se puso en marcha porque el rey Mohamed VI presionó con ese retraso el cambio en Bruselas del precio de referencia sobre las exportaciones del tomate local, clave para el sector agrícola y competitivo también con el español.

Esos problemas se desencallaron a mediados de julio, tras la visita del rey Felipe VI a Rabat, aunque en las últimas semanas de agosto se desencadenaron otras discusiones técnicas que han demorado aún más la partida de los barcos. Se discutió, por ejemplo, cuántos marineros marroquíes debería llevar cada barco (suben de 12 a 24) y por cuánto tiempo de aprendizaje y hasta el uso de las luces en las artes de pesca.

De los 126 barcos europeos que podrán pescar, 99 serán españoles

El nuevo protocolo, que sustituye al derogado por el Parlamento europeo en diciembre de 2011 por considerarlo caro, durará en teoría los próximos cuatro años y supondrá una inversión europea de 40 millones de euros anuales: 30 aportados por la UE (16 para compensar los recursos naturales y 14 para invertir en el sector pesquero local) y 10 por los armadores. El anterior se cifró en 36 millones.

El nuevo pacto permitirá capturar en Marruecos 80.000 toneladas al año de seis tipos de pesca (un tercio más que el antiguo acuerdo) a 126 barcos europeos (de 11 países pero sobre todo a 99 españoles).

Andalucía, en cualquier caso, será con 45 la comunidad beneficiada con más licencias. Así lo han destacado ya Pedro Maza, el presidente de la Confederación Española de Pesca, y así lo agradecerá en persona a las autoridades marroquíes la presidenta andaluza, Susana Díaz, mañana y pasado de visita oficial casualmente en Rabat.