Competencia enmienda el plan estatal para centralizar contratos

Agencias de viaje, firmas de telecomunicaciones o limpieza se quejan de que perjudica a las pymes

El presidente de la CNMC, José María Marín.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha emitido en las últimas semanas cinco informes repletos de recomendaciones y correcciones sobre los pliegos elaborados por el Gobierno para centralizar los contratos de servicios del Estado.

El supervisor único aconseja mejorar las condiciones que exigen las Administraciones Públicas para contratar servicios de telecomunicaciones, limpieza integral de edificios, locales y dependencias de la Administración General del Estado, el suministro de mobiliario general y especializado, los servicios postales y la seguridad integral y de auxiliares de control en edificios públicos.

“Estamos preocupados porque muchas empresas van a desaparecer”

Competencia analiza los pliegos para sacar a concurso público estos servicios a instancias del Ministerio de Hacienda. El resultado es que considera que algunas de las cláusulas de los nuevos contratos podrían vulnerar la unidad de mercado o afectar a la libre concurrencia de operadores en el mercado. No obstante, se muestra proclive a esta centralización de contratos que permite al Estado ahorrar y gestionar con más eficiencia.

Fuentes de la CNMC explican que "la propia inercia de las Administraciones o, en ocasiones, la falta de recursos provocan que se publiquen pliegos llenos de agujeros". La CNMC lo que hace es corregir esos resquicios. "La cuestión", añaden las mismas fuentes, "es que cuando hay errores en los pliegos da la sensación de que el contrato ya está dado. Esto provoca que los competidores no se esfuercen en presentar la mejor oferta o que las empresas huyan del concurso". Reclaman buscar el equilibrio en la definición de los lotes para que haya tensión competitiva. Ni muy pequeños para que se lo quede una sola empresa durante muchos años ni muy grandes que excluyan a otros competidores más pequeños.

“No es tanto ahorro. Cientos de personas irán al paro y eso tiene un coste”

La Comisión para la Reforma de la Administración (CORA), creada por el Gobierno para conseguir ahorros en el funcionamiento de las administraciones públicas, presentó un informe a mitad del año pasado que incluía una batería de medidas para ahorrar 6.500 millones de euros en tres años. Entre las iniciativas propuestas se encuentra la contratación centralizada de servicios, que representan cerca del 20% del PIB. Desde entonces, la unificación de contratos públicos ha conseguido "significativos ahorros, que alcanzan los 129,3 millones de euros para compras centralizadas de Ministerios", según el último informe publicado por la citada Comisión.

El problema es que la centralización de contratos afecta a varios operadores, que critican la medida porque considera que perjudica la libre competencia. Jesús Martín presidente de la asociación de empresarios de limpieza (Afelin-Aelam) explica: "Estamos preocupados porque muchas empresas van a desaparecer. Pymes que llevan muchos años trabajando con la administración se quedarán sin contratos y tendrán que cerrar". El Gobierno pretende centralizar los servicios de limpieza de sus instalaciones en Madrid, que afectan a 427 edificios, con un presupuesto de 267 millones.

"Hacen lotes de servicios demasiado grandes: más de 100 contratos los reducen a 11 grandes. Esto provoca que muchas empresas no puedan acceder a esos concursos", explica Martín. La CNMC sugiere eliminar algunas restricciones de estos pliegos. "Bajar los precios de esa forma hace que solo las empresas grandes puedan concurrir. Al bajar el precio se reduce la calidad del servicio", añade el presidente de la asociación de empresas de limpieza, quien advierte:

Hacienda ha logrado ahorrar 129 millones al unificar los concursos

"No es tanto ahorro porque cientos de personas irá al paro por el cierre de muchas pymes y eso supone un coste para las arcas públicas".

Otra de los sectores afectados es el de las agencias de viaje. Rafael Gallego, presidente de la confederación española de agencias de viaje (CEAV) protesta por la centralización de contratos: "No nos parece justo. Medianas empresas que prestaban servicios se van a quedar sin capacidad de operar". Y continúa: "Ante el argumento de que quieren abaratar costes les decimos que no es posible abaratar costes en este sector porque se trabaja con precios muy cerrados. Los marcan las aerolíneas o el tren. En el caso de los hoteles todos operamos más o menos con las mismas tarifas". Desde la asociación de empresas de viaje creen que este proceso favorece que el contrato se lo quede un gran operador. "No queremos que esto se lo termine quedando un solo. No creemos que se vaya a producir un juego más limpio con el nuevo proceso. Ni siquiera un abaratamiento. Nos parece bien la competencia pero que nos dejen competir".

Tampoco se muestran favorables con los pliegos para unificar los contratos públicos desde la asociación de empresas operadoras y de servicios de telecomunicaciones (Astel). Álvaro de la Cueva, secretario general de esta organización, cuestiona el tamaño de los lotes que se sacarán a concurso público.

La CNMC respalda el proceso pero pide vigilarlo para evitar irregularidades

De la Cueva ve con buenos ojos el reciente dictamen de Competencia sobre los pliegos para la centralización de contratación de los servicios de telecomunicaciones del Estado. "Hace referencia a la necesidad de dividir los lotes de manera que los operadores más especializados puedan competir". La CNMC reclama al Estado que cambie el tamaño de los paquetes e impida ofertas conjuntas.

Astel considera que el servicio de telecomunicaciones está copado casi en su totalidad por un operador dominante que apenas deja espacio para la competencia de compañías especializadas que ofrecen servicios muy específicos como infraestructuras de redes, alquileres de líneas o transmisión de datos. "También reclama la posibilidad de eliminar las ofertas integradoras para que los operadores que ofrecen servicios más específicos se puedan ver perjudicados", recuerda De la Cueva.

La CNMC también se ha pronunciado sobre los servicios postales. Recomienda cambiar la ley que regula estos servicios y que otorgan ciertos privilegios a Correos.