El empleo vuelve a caer en agosto por el final de los contratos en educación

La afiliación retrocede en 97.582 ocupados y el paro sube en 8.070 personas en un mes tradicionalmente malo para el mercado laboral español

 Vídeo: EL PAIS-LIVE

El balance de agosto del mercado laboral español confirmó que este es un mes tradicionalmente malo para el empleo y el paro. Según los datos que publicó este martes el ministerio que dirige Fátima Báñez, tanto la ocupación como el número de inscritos en las oficinas del antiguo Inem rompieron la mejora que venían observando desde enero. En el caso del empleo, el cambio de tendencia estuvo muy condicionado por la educación y la rescisión de contratos temporales en vacaciones.

La estadística refleja que la afiliación a la Seguridad Social se redujo en 97.582 personas en agosto, hasta los 16.649.521 de ocupados. Más de la mitad de los trabajadores que fueron dados de baja del sistema estaban adscritos al sector de la educación, con 49.765. El verano también afectó negativamente a la industria, que perdió 19.796 trabajadores, mientras el empleo volvió a aumentar en los servicios gracias al turismo, que logró un incremento de 19.790 nuevos inscritos.

En cuanto al paro registrado, los datos recogen un aumento de 8.070 desempleados, con lo que el total sube a 4.427.930 personas. Pese a ello, Empleo destaca que si se eliminan las oscilaciones propias de este mes, el desempleo vuelve a bajar con 11.091 parados menos. Asimismo, del lado de la ocupación, el análisis en términos desestacionalizados arroja una caída del número de trabajadores mucho más moderada, de solo 2.298 afiliados. Por este motivo, desde el ministerio destacaron que el cambio de tendencia no impide "mantener intactas las expectativas de creación de empleo en el medio plazo", según declaró el secretario de Estado de Economía, Tomás Burgos.

pulsa en la foto
El mercado laboral en agosto Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social , Ministerio de Economía y Competitividad

La recuperación del mercado laboral, que ha llegado de la mano de la reactivación económica, cogió cuerpo con la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre. Esta estadística, que refleja con más exactitud lo que está ocurriendo en el mercado laboral español que los datos del registro de los servicios públicos de empleo, reveló la primera creación de empleo de la crisis en tasa interanual. Eso sí, la recuperación también ha venido a cambio de un incremento de la temporalidad y los contratos a tiempo parcial.

UGT y CC OO critican que crece la dependencia del sector turístico

En comparación con agosto de 2013, la afiliación a la Seguridad Social avanza un 1,97%. Esto indica que hay 321.833 personas ocupadas más que en agosto de 2013, lo que supone el primer avance de toda la crisis para este mes. El paro registrado también mejora frente al pasado ejercicio al caer en 270.853 desempleados, lo que equivale a la mayor disminución interanual en agosto de toda la serie histórica, que arranca en 2003. En porcentaje, esta caída es del 5,76%, lo que sirvió a Burgos para celebrar que "por primera vez desde agosto de 2006 se produce a la vez un descenso interanual del paro registrado y un incremento interanual de la afiliación".

En cuanto a la contratación, los contratos temporales siguen al alza y crecen un 8,3% con respecto a agosto de 2013. Por su parte, el peso de los indefinidos marca mínimos en lo que va de año con el 6,43% del total, en línea con lo que ha sucedido en este mes durante los últimos ejercicios. Sin embargo, aumentan un 16,8% interanual animados por la tarifa plana. Los contratos suscritos a tiempo parcial también continúan avanzando con un repunte del 15% en el caso de los indefinidos y un 8,29% en el de los temporales.

A este respecto, desde los sindicatos criticaron que los datos de agosto consolidan la tendencia al alza del empleo parcial y la estacionalidad. "Son los dos caminos por los que está transcurriendo la creación de subempleo", criticó UGT. CC OO puso de relieve que "demuestran la fragilidad de la recuperación y la enorme dependencia" del turismo. "A pesar de los discursos triunfalistas del Gobierno, la realidad muestra que no hay un cambio estructural de la economía y el empleo", subrayó el sindicato.