Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los taxistas logran que la justicia alemana prohíba la aplicación Uber

La compañía, también ilegal en Bélgica, responde que continuará con sus actividades

Vista de un móvil con la aplicación de Uber en Berlín. afp

Primero fueron las ciudades de Hamburgo y Berlín, que prohibieron las actividades de Uber, la compañía online que conecta a pasajeros con conductores para que viajen de forma más barata que en taxi. Ahora el veto afecta a toda Alemania. La Audiencia Provincial de Fráncfort ha dictaminado que la compañía estadounidense viola la ley después de que los profesionales del taxi hubieran protestado contra lo que consideran un servicio de transporte irregular.

Uber se enfrenta al veto en un país en el que desembarcó en febrero del año pasado. El motivo es que los conductores que se dan de alta en esta aplicación para smartphones no cuentan con la autorización correspondiente, según el auto del juez. Los demandantes achacan a Uber competencia desleal.

La multa por saltarse el veto puede ser de hasta 250.000 euros

La compañía de alquiler de coche entre particulares ha anunciado que dará batalla y reclamará audiencia para tratar de levantar el veto. Pero mientras esto no ocurra, la justicia alemana podría reclamar hasta 250.000 euros cada vez que Uber viole la prohibición. Sin embargo, un portavoz de Uber en Alemania aseguró a la BBC que la compañía no se ha planteado suspender el servicio y subrayó que la prohibición no es aplicable mientras no se haya decidido sobre la apelación. “Continuaremos operando en Alemania y apelaremos la reciente demanda”, indicó el representante de la compañía estadounidense, que cuenta entre sus inversores a Google y Goldman Sachs.

Hasta ahora, Uber está presente en las ciudades de Berlín, Hamburgo, Múnich, Fráncfort y Düsseldorf, pese a que en las dos primeras cargaba con un veto de los Gobiernos regionales. La compañía tenía pensado establecerse en otros siete municipios alemanes.

Cataluña inició un expediente a la firma, que opera en Barcelona

Según los datos de la propia empresa, está presente en más de 200 ciudades del mundo, entre otras Barcelona, París, Bruselas y medio centenar de Estados Unidos. Otros países europeos también han bloqueado su uso, como Bélgica, mientras en Londres ha sido declarado legal. En España solo opera en Barcelona, donde la Generalitat de Cataluña tramita un expediente informativo por supuesto incumplimiento de las normas. Al igual que en otras muchas ciudades del mundo, taxistas de Madrid y Barcelona se han manifestado en los últimos meses para luchar contra la plataforma.

Los profesionales del taxi se sienten reivindicados con el fallo del juez, ya que compiten con una compañía que no afronta los costes de licencias o seguros obligatorios para los conductores de taxis tradicionales. En un comunicado, el vicepresidente de la cooperativa demandante, Dieter Schlenker, manifestó su satisfacción por un auto que demuestra que ninguna empresa, por muy neoliberal que sea, puede situarse al margen de la ley que regula a los conductores y protege a los consumidores.

Más información