Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Lanzaderas de empleo con firma

‘Peridis’ lanza centros donde los parados se ayudan entre sí a encontrar trabajo

Aspecto de una de las lanzaderas de empleo de la Fundación de Santa María la Real.

"Una Lanzadera de Empleo y Emprendimiento Solidario es un proyecto innovador dirigido a personas desempleadas de larga duración, en nuestro caso jóvenes, que se convierten en agentes activos de su propio proceso de inserción laboral, con la ayuda de un coach-coordinador". Nekane Soto es una de las coach en la lanzadera que la Fundación Acción contra el Hambre mantiene en Rivas Vaciamadrid (Madrid).

El dibujante, arquitecto y presidente de la Fundación de Santa María la Real, José María Pérez González, el conocido Peridis, puso en marcha esta iniciativa a partir de su experiencia con las escuelas taller, que "además de salvar miles de monumentos de la ruina en España y América Latina, ha dado trabajo a más de 700.000 personas", indica. "Igual que los chavales participantes de los talleres aumentaban su autoestima trabajando en ellos, los desempleados, ante la falta de expectativa de colocarse y, sobre todo, al sentirse abandonados por parte de la sociedad, se ahogan en la desesperanza", explica el dibujante. Y así es cómo surgieron las lanzaderas de empleo. "Lo tuvimos claro desde el principio: teníamos que darle al desempleado un lugar en el que pudiera ir a trabajar. Eso sí, de una forma voluntaria".

Emprendedor como pocos, Peridis empezó el proyecto en Cantabria. "Hace dos años convoqué a una reunión a los responsables de empleo de esta comunidad autónoma. Se pusieron en marcha cuatro lanzaderas y tuvieron tanto éxito que, en una de ellas, situada en una población tan afectada por el desempleo como Torrelavega, en poco tiempo había colocado al 70% de las personas". Fue tal la repercusión de estas iniciativas que desde la Fundación de Santa María la Real llegaron a la conclusión de que era necesario lanzar más. Según explica Peridis, "nos pusimos en contacto con La Caixa y con Acción Contra el Hambre para pedir su colaboración y ahora mismo hay ocho lanzaderas funcionando. Y otro dato importante: hoy tiene trabajo un 40% de las personas que han pasado por ellas".

Las lanzaderas funcionan "en torno a una estructura formada por personas voluntarias desempleadas (entre 15-20), con distinta cualificación y formaciones complementarias, dispuestas a trabajar en equipo para conocer las posibilidades del mercado laboral, mejorar su empleabilidad y ayudarse mutuamente para encontrar trabajo, montar sus propios proyectos y desarrollar sus competencias profesionales y personales", señala Nekane Soto. Al frente de ellas, la labor del coach consiste "en la detección del talento, los valores y las competencias necesarias entre los candidatos a participar en la lanzadera durante el proceso de selección; en segundo lugar, en crear el espacio y facilitar las condiciones necesarias para que dicho talento aflore, se sucedan los cambios necesarios para su desarrollo profesional y personal, y juntos aprendamos a trabajar en equipo; para ello, y en tercer lugar, organizarnos como una empresa cooperativa, donde cada persona tiene sus funciones, distribuidas por departamentos, y donde cada uno aporta lo mejor de sí para lograr esa meta común de conseguir trabajo para los 20 integrantes de la lanzadera", señala la entrenadora.

La formación que el desempleado recibe a su paso por la lanzadera se centra en "competencias transversales claves para las empresas hoy, como son: inteligencia emocional, trabajo en equipo, comunicación, gestión del tiempo, marca personal, herramientas 2.0, así como formación práctica en emprendimiento", continúa Soto.

A su vuelta al mercado laboral, el desempleado necesita asesoramiento en la búsqueda de empleo sobre su capacitación o la presentación de currículo. La Fundación de Santa María la Real acudió a Deloitte para resolver esta necesidad. Luis López Sánchez, director de recursos humanos de la consultora, explica que "Peridis nos pidió que proporcionáramos asesoramiento a los desempleados por el posicionamiento de Deloitte en el mercado y por nuestra experiencia con jóvenes y en procesos de selección. Decidimos que el proyecto era viable y lo acometimos". 

Más información