Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las claves del conflicto judicial de la deuda argentina

Preguntas y respuestas sobre un caso que puede derivar este miércoles en la suspensión de pagos de un título público del país sudamericano

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández REUTERS

Argentina intenta evitar la suspensión de pagos, que puede ser de un solo título público o de toda la deuda pública.

  • ¿Cuál es el origen del problema de deuda de Argentina?

La deuda de Argentina creció sobre todo en los Gobiernos de Carlos Menem (1989-1999) y Fernando de la Rúa (1999-2001) y por eso Argentina cayó en 2001 en la mayor suspensión de pagos de la historia de un país. En 2005 y 2010, los Gobiernos de los Kirchner ofrecieron a los acreedores una fuerte quita, que en términos reales fue reduciéndose del 66% hace nueve años al 25% actual por la subida de la cotización de los nuevos bonos argentinos. Así fue que los Kirchner reestructuraron el 93% de la deuda impaga, pero quedó otro 7% en manos de inversores con títulos emitidos en EE UU y Europa que siguen litigando.

  • ¿Por qué Argentina puede volver a caer en suspensión de pagos 13 años después?

Un fallo de un juez de Nueva York estableció que Argentina no podrá seguir pagando la deuda reestructurada hasta que abone primero unos 1.100 millones de euros a un grupo de fondos buitres y otros acreedores que tienen el 1% de la deuda impaga desde 2001. El juez se basó en una norma que establece igual tratamiento a los acreedores. Este miércoles vence uno de los títulos del pasivo refinanciado, el llamado Discount (descuento).

  • ¿Por qué Argentina se resiste a pagar la sentencia?

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner sostiene que si paga el dinero reclamado en este juicio, los acreedores de la deuda reestructurada, que asciende en la actualidad a 30.000 millones, pueden llegar a demandar el mismo tratamiento, exigir pagos por 90.000 millones y condenar a Argentina a la suspensión de pagos de todas sus obligaciones. El argumento del Ejecutivo, que es respaldado por algunos juristas y opositores, se basa en una cláusula de la deuda reestructurada que establece que los que la aceptaron pueden exigir mejoras si a los que la rechazaron se les paga más. Esta cláusula vence a finales de 2014 y por eso el Gobierno pide que se congele el fallo hasta 2015. Otros opositores, economistas y los fondos buitres sostienen que esta norma solo se aplica en caso de ofertas voluntarias y no de cumplimiento de un fallo.

  • ¿Qué sucede si Argentina no paga este miércoles?

Si Argentina no paga a los fondos buitres, el dinero que ya depositó en los agentes fiduciarios para abonar el título reestructurado Discount no llegará a manos de los acreedores en EE UU y Europa. Fernández dice que no sería una suspensión de pagos porque es el juez el que bloquea el giro, pero las calificadoras de riesgo crediticio así lo determinarán. Este impago selectivo (de un solo bono) puede derivar en uno de toda la deuda reestructurada si en los próximos 30 días los acreedores del 25% de alguno de los títulos exige la aceleración del cobro del total adeudado.

  • ¿Qué consecuencias traerá para Argentina una suspensión de pagos?

El Gobierno de Fernández asegura que no impactará en la economía. En cambio, analistas consideran que una suspensión de pagos selectiva, con perspectivas de que el asunto se arregle en 2015, puede agravar un poco la actual recesión leve de Argentina, pero descartan un escenario catastrófico. Una suspensión de pagos total, que puede derivarse tanto del cumplimiento como del incumpliendo del fallo, ocasionaría un mal mayor.

Más información