Repsol empezará sus prospecciones en Canarias el último trimestre de 2014

El presidente ha hecho el anuncio antes de reunirse con los empresarios canarios

Las Palmas de Gran Canaria
La plataforma GSF Arctic I pasa junto al parque marítimo César Manrique. EFE

Repsol quiere empezar en el último trimestre del año las prospecciones en Canarias para confirmar si hay crudo en aguas del archipiélago siempre y cuando no se pongan "más barreras" al proyecto, según ha explicado el presidente de la empresa, Antonio Brufau. La petrolera está pendiente de que el Ministerio de Industria otorgue en un plazo de 10 días el permiso definitivo para empezar a sondear a 60 kilómetros de la costa en dos de los nueve pozos localizados en aguas de Fuerteventura y Lanzarote.

Se espera que el departamento que dirige José Manuel Soria de su visto bueno a los sondeos en un plazo de unos 10 días, una vez concluido el periodo de alegaciones.

Brufau ha defendido tras reunirse con empresarios locales en Gran Canaria que hay que desdramatizar las prospecciones porque el proyecto equivale a "progreso". El directivo ha reconocido que miembros de la patronal canaria le han preguntado sobre el impacto que tendrían en el turismo, con diferencia el principal sector de actividad de las islas. A este respecto, ha defendido que "un sector no tiene porque ser excluyente de otro" al igual, ha puntualizado, que pasa en Noruega, California, Italia o Tarragona. "Esto es progreso, un territorio tiene que basarse en distintas áreas sin renunciar a la máxima calidad en ninguna de ellas", ha justificado.

De este lado, Brufau ha vuelto a insistir en el potencial que tiene el proyecto para impulsar el empleo tras reseñar que el turismo se ha mostrado incapaz de evitar el auge del paro, que está en niveles superiores al 30%. Además, sobre las protestas de los grupos medioambientales, ha reprochado que la confrontación de opiniones debería girar sobre si existe o no petróleo y no en rechazarlo sistemáticamente. "A Repsol le preocupa que una cosa que puede ser tan positiva, tenga un debate que coarte. Desdramaticemos", apostilló. "Veamos si hay, y si hay veamos cómo ponerlo en valor", aseveró en declaraciones a los medios antes del encuentro con empresarios de Gran Canaria.

Brufau ha añadido que, si se encuentran con nuevos impedimentos en un futuro, se llevarán los recursos a otro país. "Este es un proyecto muy importante. Si hay barreras jurídicas, pues no lo haremos pero será una pena para España y, sin lugar a duda, para Canarias", concluyó antes de señalar que pueden hacer lo mismo en México, Noruega o Colombia.

Desde estos colectivos, se insiste en que el proyecto de Repsol supone apostar por un modelo energético del pasado y que conlleva importantes riesgos. El coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Paco Segura, ha recordado a este respecto que la plataforma Deep Water Horizon que estalló en el golfo de México se vanagloriaba de ser la más moderna de la época; y que la central nuclear de Fukushima funcionaba bien y esto ocurre "hasta que los problemas llegan y los paga la población y el medioambiente".

Brufau se reunió este lunes con el presidente canario, Paulino Rivero, quien le volvió a reclamar sin éxito que pare las prospecciones. También durante la víspera, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, cifró entre 300 y 400 millones de euros los beneficios fiscales anuales para Canarias si, al final, se producen las prospecciones petrolíferas. El presidente de Repsol no ha confirmado este extremo ya que, actualmente, no existe el impuesto del 8% sobre la actividad al que hacía referencia el responsable del departamento.