BANCA

Blackstone se queda con las hipotecas tóxicas de Catalunya Banc

El fondo norteamericano adquiere un paquete de unos 6.400 millones, con un descuento aproximado del 40%

Una oficina de Catalunya Banc. EFE

El grupo inversor estadounidense Blackstone-TPG se ha quedado con la cartera de hipotecas tóxicas de Catalunya Banc cuyo valor asciende a unos 6.400 millones de euros, según fuentes del mercado. La entidad emitirá un comunicado en las próximas horas en el que confirmará los detalles de la operación, aunque fuentes del mercado en 3.600 millones de euros.

El grupo Blackstone era el favorito para triunfar en esta operación, como adelantó este periódico ayer martes. Los estadounidenses, especialistas en la adquisición de activos financieros con problemas, habrían aplicado un descuento cercano al 40% sobre el valor total de la cartera. Las provisiones realizadas por Catalunya Caixa, entidad que cuenta con 12.050 millones de ayudas públicas, asciende a unos 1.500 millones, un 23% de total.

Para facilitar la operación, el FROB ha creado un fondo de titulización de activos respaldado por las hipotecas problemáticas y que esté participado, en primer lugar, por los inversores, y en segundo, por el propio fondo de rescate del Estado. Este fondo de titulización emitirá deuda en dos tramos —sénior y júnior— que serán adquiridos por los inversores extranjeros y por el propio FROB, respectivamente.

El fondo estatal se quedará con la parte respaldada por las hipotecas de menos calidad, por lo que los impagos le afectarán directamente. En el caso de que hubiera rentabilidad futura en la cartera, el FROB compartiría con Blackstone a partes iguales los rendimientos adicionales.

El jueves pasado, el grupo catalán había recibido cuatro ofertas en firme de distintos consorcios de fondos de inversión dispuestos a comprar la cartera de hipotecas: los liderados por Oaktree, Lone Star, Cerberus-Goldman Sachs y Blackstone-TPG.

Solo el magnate George Soros, que también había mostrado interés por las hipotecas de Catalunya Banc se había retirado de la puja. Desde entonces, el consorcio compuesto por Blackstone-TPG se perfilaba como favorito.

Segunda vuelta

A comienzos de esta semana, Catalunya Banc, asesorada por el FROB, y tras estudiar las ofertas decidió abrir una segunda vuelta para dar opción a mejorar sus pujas y, siempre según las mismas fuentes, esta misma tarde se conocerá oficialmente el nombre del vencedor.

Se cumple así el calendario previsto por el FROB de adjudicar las hipotecas de Catalunya Banc antes del 18 de julio, cuando acaba el plazo para que los bancos remitan sus ofertas por el conjunto del grupo.

En un primer momento, los interesados por las hipotecas de Catalunya  Banc ofrecieron entre 3.000 y alrededor de 4.000 millones por ellas, lo que generaría unas pérdidas que no cubren las provisiones del banco catalán.