Schäuble alaba las reformas españolas aunque subraya el reto del paro juvenil

El ministro de Finanzas alemán afirma que asumir una "generación perdida" lleva al populismo

Wolfgang Schäuble y Luis de Guindos este lunes en el Campus FAES 2014. EFE

"En los últimos años España ha tomado las decisiones correctas y se ha encauzado en un camino exitoso. Madrid ha conseguido grandes resultados después de la burbuja inmobiliaria, ha habido mejoras, las exportaciones han aumentado y se han consolidado como motor de la economía.". El juicio sobre la política económica española del ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, es sin duda positivo. Pero en su visita de este lunes a España, el político alemán ha subrayado también la lacra del desempleo juvenil: si se asume una "generación perdida", ha explicado, se crearán las condiciones para que se fomenten nacionalismos y populismos.

El ministro se ha dicho convencido de que la reforma fiscal española será compatible con los objetivos de déficit público. También el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos. que ha acompañado su homólogo alemán en su visita, ha asegurado que los indicadores adelantados en el segundo trimestre del año confirman que "el crecimiento ha continuado su aceleración" y puede hasta superar el incremento del primero, cuando avanzó un 0,4%.

Tras una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la apertura del Campus FAES, Schäuble ha asistido a un encuentro empresarial en la sede de Telefónica titulado "El desafío económico de Europa en 2014 y 2015". A lo largo de este último acto, en el que también han participado el consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, y el presidente de CEOE, Juan Rosell, el ministro alemán ha explicado que los problemas económicos europeos tienen que ver "más con la necesidad de avanzar en ámbito tecnológico que con el funcionamiento de las instituciones continentales. El mercado se está mundializando y por eso tenemos que hacer que Europa sea competitiva a nivel global. Europa solo cuenta con el 10% de la población mundial, y vamos a ir a menos, así que tenemos que concretar nuestros esfuerzos en otros ámbitos para ser competitivos”.

Schäuble ha insistido en que Europa "es importante, pero también tiene sus debilidades. Se nos suele calificar como ricos y con muchísimas necesitad de seguridad, con una condición demográfica complicada, poca reservas energéticas y pocas materias primas". Sin embargo, ha matizado, "nuestro sistema político no está en una situación de desventaja a nivel mundial, no hemos salido muy mal parados en los últimos años y hemos conseguido resultados también durante la crisis".

"Ahora" ha añadido el titular de Finanzas alemán, "tenemos que reformar nuestras instituciones para que Europa siga haciéndose valer. Y tenemos que empezar por la nueva Comisión, que tiene la importante tarea de hacer realidad el principio de subsidiariedad. La legislación se tiene que desarrollar en los niveles adecuados, sean estos nacionales o incluso regionales: tenemos instrumentos poco completos para luchar contra la crisis, hace falta que las medidas que van en esta dirección se incorporen en la legislación comunitaria. Así se difundirá confianza a lo largo y ancho de Europa".

Entre los desafíos que la UE tiene que enfrentar, ha subrayado, "no hay que olvidar la creación puestos de trabajo. Como ha subrayado el BCE, la política monetaria no puede sustituir las reformas necesarias para un crecimiento sostenible". Schäuble ve en la unión bancaria una medida que va a conseguir que haya bancos más estables que puedan emitir crédito. Hay pequeñas y medianas empresas que necesitan liquidez”. En todo caso, Schäuble ha recomendado "paciencia" y ha recordado que las cifras de desempleo son las que mejoran en último lugar, tras las reformas y la recuperación económica.

Sobre las start-ups, el ministro alemán ha subrayado que hace falta “ponernos las pilas en las nuevas tecnologías para fomentarlas. Hay que mejorar la concesión de créditos hacia este tipo de empresas, y en general reformar el mercado financiero para que los jóvenes se puedan subir al carro. El sistema de formación dual alemán ha tenido éxito en este sentido".

Schäuble ha remarcado que hay que seguir desarrollando el mercado interior europeo, mucho más útil para amortiguar los shocks económicos que las medidas estatales. Para eso es necesario incentivar los acuerdos comerciales, el acuerdo comercial transatlántico va a ser fundamental. "Tenemos que unirnos en una unión energética inteligente e implementar una estrategia para impulsar las energías renovables y reducir así la dependencia de las importaciones", ha concluido.