Amazon dispara su actividad en España pero esconde sus ventas

La facturación ‘online’ de la empresa de Bezos se desvía a Luxemburgo

Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).

¿Cuánto vende Amazon en España? No se sabe. Este gigante del comercio online factura las ventas realizadas en su web española, al igual que en el resto de Europa, a través de Luxemburgo. Allí es donde tienen la sede central para el continente, Amazon EU, y donde pagan los impuestos por los artículos que despachan por Internet. La empresa, sin embargo, tiene dos filiales en España: una que gestiona los servicios corporativos que se realizan desde España a la matriz (Amazon Spain Services) y otra que se encarga de la logística (Amazon Fulfillment). Esta segunda es la que recoge la facturación de la distribución de productos desde la central logística situada en San Fernando de Henares (Madrid). Y sus cuentas de 2013 confirman que la actividad de la compañía desde España se ha disparado.

Amazon Fulfillment tuvo una cifra de negocio de 17,46 millones de euros en 2013, frente a los 10,59 millones registrados en el ejercicio anterior, según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil. Supone un crecimiento del 65%. Sus gastos de personal pasaron de 4,8 millones a 7,5 millones. Sus activos crecieron el 206%, hasta los 16,7 millones de euros. Y el beneficio final que registró esta filial que proporciona a la matriz los servicios logísticos desde España fue de 43.877 euros, frente a las pérdidas de 53.330 euros del ejercicio de 2012.

Los ingresos por el negocio comercial aumentaron un 65% en 2013

La respuesta a la diferencia entre un ejercicio y otro está en San Fernando de Henares. La compañía inauguró allí en el verano de 2012 su centro logístico. La nave, que comenzó operando con 28.000 metros cuadrados, pasó en octubre de 2013 a contar con más de 50.000 metros cuadrados de almacenaje. Se ha invertido en maquinaria para aumentar la capacidad de almacenamiento y la distribución de paquetes. Y la actividad continúa creciendo, de tal manera que este año está prevista una nueva ampliación, con otra torre de almacenaje, que les permitirá crecer hasta los 60.000 metros cuadrados. Desde este centro logístico se sirven los productos al mercado español, pero también a todos los clientes que compran algo cuya distancia de envío más cercana es España.

Las cuentas de la filial no permiten saber cuántos artículos vende Amazon en España, pero sí dejan entrever que la actividad comercial crece con fuerza. La plantilla de esta compañía ha pasado de 72 empleados en 2012 a 226 en 2013.

Concretar las ventas de Amazon realizadas en su página web española es uno de los secretos que la multinacional estadounidense guarda en Luxemburgo. Desde allí gestiona las ventas de las cinco centrales que Amazon tiene en Europa, un país que ofrece una fiscalidad más reducida que en España. La luxemburguesa Amazon EU es la propietaria de la tecnología de venta de las páginas web que controlan, y a ese argumento se agarra la compañía fundada en EE UU por Jeff Bezos, que oficialmente sea en ese país donde paga los impuestos por su actividad comercial.

La firma digital trasladó la sede fiscal de BuyVip al Principado

En España desembolsa impuestos por las actividades que facturan sus dos filiales: en 2013 destinaron al impuesto de sociedades 256.893 euros de la filial de servicios logísticos Amazon Fulfillment y otros 295.868 euros por la filial de servicios corporativos Amazon Spain Services. "Amazon paga sus impuestos en todos los países donde opera de acuerdo con la legislación local de cada territorio", señaló la empresa, a través de un portavoz. “Amazon EU sirve a decenas de millones de clientes y vendedores en toda Europa a través de múltiples páginas web en varios idiomas, enviando productos a los 28 países de la UE. Tenemos una sola sede europea en Luxemburgo, donde trabajan cientos de empleados para gestionar esta compleja operación”, justificó.

Amazon, que acaba también de empezar a vender ropa en España, se ha llevado a Luxemburgo el negocio de la compañía española BuyVip, que compró a finales de 2010, y que hasta 2012 sí registraba sus ventas en España, a través de la filial de servicios corporativos Amazon Spain Services. Esa empresa factura a la matriz los gastos en España por actividades como el marketing o los eventos que realiza en este país. Esta segunda empresa situada en España registró en 2013 una cifra de negocio de 21,4 millones de euros, frente a los 64,2 millones del 2012. La diferencia entre ambos años es precisamente la facturación BuyVip, que ahora se incluye en el negocio luxemburgués. Las pérdidas de esta segunda filial han pasado de 23,6 millones a 1,48 millones.

Más información