Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación se frena al 0,2% en mayo y amenaza la recuperación económica

El INE confirma el IPC de mayo pero revela que los precios se estancan sin alimentos y energía

Varias personas compran en un mercado de Bilbao.
Varias personas compran en un mercado de Bilbao. EFE

La inflación volvió a echar el freno en mayo al 0,2% interanual tras el leve impulso de la Semana Santa, según el INE, que ha confirmado el avance publicado hace unas semanas. Los nuevos datos, sin embargo, también revelan que la tasa de inflación subyacente, que excluye los productos más volátiles como alimentos y energía, se estancó con un 0,0%, lo que constata que el consumo sigue siendo muy débil y amenaza la recuperación.

El descenso de la inflación a mínimos, tanto en España como en Europa, fue uno de los argumentos que esgrimió el presidente del BCE, Mario Draghi, para aprobar las nuevas medidas anunciadas la semana pasada. En una decisión sin precedentes, rebajó los tipos de interés hasta rozar el 0% e impuso una tasa de depósito negativa para cobrarle a los bancos que dejan su dinero ocioso en Fráncfort. Además, impulsó una esperada barra libre de hasta 400.000 millones de euros a la banca a cambio de que preste ese dinero a empresas y consumidores. En reacción a estos movimientos, la banca europea ha sacado 25.428 millones que tenía depositados en el BCE, aunque ahora está por ver si este dinero se convierte en financiación a las empresas y familias.

A la espera de que este plan de estímulo tenga efecto, la estadística del INE de mayo constata que la recuperación avanza renqueante, sobre todo teniendo en cuenta el frenazo de la tasa de inflación subyacente, que es la que evoluciona más a la par del pulso del consumo. De hecho, el 0,0% de mayo es la tasa más baja desde abril de 2010. "Los datos confirman que la economía sigue muy débil y que sigue necesitando tiempo", ha comentado José Luis Martínez Campuzano, analista de Citigroup España, en declaraciones a Capital Radio.

Pese al riesgo que supone el estancamiento de los precios para la recuperación, el Gobierno confía en que el balance del segundo trimestre será mejor que el inicio de año, cuando el PIB creció un 0,4%. "Los indicadores apuntan que el segundo trimestre podría ser mejor que el primero", aseguró este jueves el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El dato del IPC de mayo es dos décimas inferior al de abril, mientras en tasa intermensual también arroja estancamiento con un 0,0%. Por su parte, el índice de precios armonizado, que es el que se utiliza de forma homogénea en Europa, coincide con el general del 0,2%. Según explica el INE, los grupos que más tiran a la baja de la tasa anual son los alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación negativa del 0,8%. 

Bajan las legumbres y hortalizas

"Destaca en este comportamiento el descenso de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, las patatas y sus preparados y los aceites, frente a las subidas registradas el año pasado. Asimismo, cabe reseñar el aumento de los precios de las frutas frescas, menor que el reflejado en 2013", comenta la oficina de estadística.

Junto a los alimentos, tiraron a la baja del IPC los productos que componen el grupo de ocio y cultura, con una variación del –1,1%. Esta tasa está más de un punto por debajo de la registrada en abril, a consecuencia de la disminución de los precios del viaje organizado, habitual después de finalizar la Semana Santa.

También condicionó la tasa general la rúbrica de hoteles, cafés y restaurantes, que desciende su variación anual dos décimas, hasta el 0,5%, debido a que los precios de los hoteles y otros alojamientos han disminuido este mes, tras la celebración de la Semana Santa en abril.

A pesar de la bajada del IPC general, cabe señalar el aumento del grupo de transporte, que presenta una tasa del 0,8%, casi un punto superior a la del mes anterior. En este incremento influye la subida de los precios de los carburantes y lubricantes, frente a la bajada registrada en mayo de 2013.