Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas rechaza la petición de España de intervenir en el conflicto entre taxis y Uber

La Comisión Europea alega que los Estados miembros querían mantener esta competencia

Declaraciones del portavoz responsable de Agenda Digital, Ryan Heath.

La Comisión Europea no intervendrá en el conflicto entre el sector del taxi y la aplicación informática Uber, pese a que lo había solicitado el Gobierno español. "No es algo que está en nuestro horizonte ni que estamos considerando como parte de nuestra reacción a las protestas de ayer", ha apuntado el portavoz de la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes. A su juicio, en el actual clima político, el Ejecutivo comunitario no debe "acumular nuevos poderes".

"Cuando se aprobaron las directivas pertinentes, quedó muy claro que los Estados miembros querían mantener estas cuestiones como parte de sus competencias", ha subrayado el portavoz de la Comisión. "Los Estados miembros que lo pidieron son legalmente competentes para abordarlo".

Kroes, escribió ayer en su blog oficial que la huelga de taxistas contra aplicaciones como Uber "no funcionará" y aconsejó al gremio que se adapte a las nuevas tecnologías. "La tecnología digital está cambiando muchos aspectos de nuestras vidas. No podemos abordar estos retos ignorándolos, haciendo huelga o tratando de prohibir estas innovaciones", avisó.

La responsable de Agenda Digital también anunció ayer que Bruselas quiere que los conductores de estos taxis alternativos paguen impuestos y cumplan con la legislación vigente en cada capital europea. Siempre que el Ejecutivo comunitario se ha pronunciado sobre este asunto, sus dirigentes han dejado claro que la regulación de este nuevo sector compete a las autoridades nacionales y locales, no a la esfera comunitaria.