Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las Bolsas aplauden la batería de planes de Draghi pero el euro no se enfría

El bono español a 10 años reduce su rentabilidad hasta el 2,82% y se acerca al mínimo histórico

Varias personas trabajan en el índice selectivo alemán DAX EFE

Las Bolsas europeas celebraron este jueves el paso adoptado por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que desplegó un completo paquete de medidas para inyectar liquidez al sistema y reanimar la atorada economía europea.

Los mercados habían descontado previamente algunas de las decisiones avanzadas por Draghi, como la rebaja de los tipos de interés, pero el amplio abanico de medidas de liquidez sirvió para espolearlos. Casi todas las plazas europeas cerraron en verde, excepto Londres, pero las mayores subidas se las anotaron los índices de países periféricos con problemas para que el crédito circule: España e Italia.

El selectivo español, Ibex 35, arrancó la jornada casi plano, pero nada más conocer la profundidad del plan de liquidez del BCE inició una escalada hasta sobrepasar la barrera de los 10.800 puntos. Al final de la sesión cerró con un avance del 1,12%, impulsado por los bancos y la compañías energéticas. El Sabadell subió un 3,57%; el BBVA, un 2,47% y el Popular, un 2,37%. Valores como Acciona, que se anotó un alza del 3,56%, y Red Eléctrica (2,49%) también tiraron del índice español. El parqué italiano también reaccionó con ímpetu al plan del supervisor bancario. El Mib, el más representativo de la Bolsa italiana, registró un avance del 1,52%.

El resto de parqués europeos se sumaron al guateque con subidas generalizadas. El francés CAC 40 cerró con un ascenso del 1.08%. En Alemania, el DAX creció un 0,22%. A media sesión, nada más difundirse las decisiones del BCE, el índice alemán rompió el techo de los 10.000 puntos por primera vez en su historia.

El euro también acogió inicialmente de buen grado el plan de liquidez del BCE, pero poco antes del cierre de las Bolsas rebotó y acabó casi plano, a 1,3616 dólares por euro.

Por su parte, el bono español a 10 años —el índice de referencia para medir la prima de riesgo—, redujo su rentabilidad hasta el 2,824% después de estar coqueteando con caer por debajo del mínimo histórico. El bono a cinco años, que se cotiza a 1,458%, sí logró marcar un nuevo suelo en la serie histórica.

Más información