Selecciona Edición
Iniciar sesión

Mayo registra la mayor creación de empleo desde 2005

La Seguridad Social gana 198.000 cotizantes en un mes

El paro registrado cae en 111.916 desempleados y deja la cifra total en 4,5 millones

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Mayo ha vuelto a ser otro buen mes para el empleo. El mes pasado la afiliación a la Seguridad Social creció en 198.320 cotizantes. Es el mayor incremento desde julio de 2005 y sitúa la cifra total en 16,6 millones. En el otro lado de la moneda del mercado laboral, el paro registrado, también tuvo buenas noticias. Bajó en 111.916 desempleados. Es la mayor reducción en un mes de mayo y deja el número total de desempleados en 4,5 millones, según el Ministerio de Empleo.

Es habitual en el mercado laboral español, muy estacional, que abril, mayo, junio y julio sean buenos meses para el empleo. La temporada de turismo, buen tiempo para la construcción, sustituciones veraniegas y campañas agrícolas impulsan la contratación. Pero este año el saldo de mayo es mejor que de costumbre. Solo tres meses de 2005 (mayo, junio y julio) —justo en plena regularización extraordinaria de inmigrantes— superan los guarismos del mes pasado. Y a pesar de esto, el dato no sorprendió: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había cumplido el sábado con la liturgia de adelantar, sin dar detalles, las cifras de paro y afiliación si estos son favorables.

Con el buen dato del mes pasado, ya son tres los meses que encadena la Seguridad Social con cifras positivas. Más incluso si se toman los datos desestacionalizados, que ya encadenan nueve meses al alza. Conocidas las cifras, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, destacó: “Nos encontramos ante un impulso potente de la afiliación, que va mucho más allá de lo que cabe esperar de un mes de mayo”.

Apunta esta tesis el hecho de que en esta ocasión la afiliación aumentó en casi todas las ramas de actividad, y no solo en las más ligadas a la temporalidad. Es cierto que la hostelería y la construcción figuran entre los sectores en los que más crecieron los cotizantes, pero mensualmente también subieron en el resto, excepto entre quienes trabajan en finanzas y seguros. Lo mismo sucede si la comparación se efectúa respecto al año anterior, finanzas aparece entre las ramas que destruyen empleo, aunque está escoltada por la construcción, el sector más golpeado por la crisis económica.

Fuente: Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Hay un punto que frena la euforia. Todo el aumento de la afiliación en el sector público no es creación neta de empleo, puesto que todas las altas nuevas en la Administración se registran en el régimen general de la Seguridad Social y no en las mutuas de funcionarios (Muface, principalmente) como se hacía antes.

A pesar de ello, el significativo repunte de la contratación señala que el mercado laboral puede haber iniciado una recuperación. Aumentaron tanto los temporales como los fijos, especialmente estos últimos que en lo que va de año están creciendo un 20%.

En este punto tiene incidencia la tarifa plana 100 euros en contingencias comunes para los contratos indefinidos que el Ejecutivo aprobó a finales de febrero. En los poco más de tres meses que va desde que se aprobó la medida se han suscrito 68.621 contratos que se han beneficiado de la reducción. No obstante, estas cifras no demuestran que la medida haya impulsado la creación de empleo neto, puesto que mientras que en el mismo periodo del año pasado la economía estaba cayendo ahora ha comenzado a crecer. Por tanto, el incremento puede estar ligado a la nueva coyuntura y, además, hay que tener en cuenta que la existencia de la ayuda que abarata los costes laborales de los empleados fijos puede hacer que los empresarios opten por suscribir un compromiso fijo en lugar de uno temporal.

Por lo que respecta a la contratación a tiempo parcial, también volvió a mostrar empuje. De los 1,45 millones de contratos firmados, el 35,5% fueron suscritos por trabajadores por horas.

Entre los datos divulgados ayer por Empleo, están también los de perceptores de prestaciones y subsidios de abril —esta estadística se conoce con un mes de retraso—. En ella se observa que continúa la tendencia de caída de la protección por desempleo, lo que también se traduce en un menor gasto (2.561 millones en un mes). La consecuencia es que la tasa de cobertura que publica el ministerio ha caído hasta el 57,9% y el número de beneficiarios se sitúa en 2,5 millones. En cambio, como demuestra la encuesta de población activa (EPA) en este colectivo hay perceptores de prestaciones y subsidios que no son estrictamente parados (prejubilados) o gente que tiene algún tipo de empleo parcial y puede compatibilizarlo con la prestación.

Estos últimos números llevaron a UGT a reclamar un plan de recuperación laboral que combine la formación y el impulso del empleo con la protección social. También CC OO pidió medidas que impulsen la actividad económica dejando atrás la austeridad. Por el lado patronal, CEOE optó por destacar las buenas cifras, aunque evitó disparar la euforia “ya que todavía queda camino por recorrer para solucionar el drama social que suponen los índices de paro actuales”. En la misma línea, Cepyme reclamó “fortalecer cuanto antes a la pyme empresa para impulsar la actividad”. 

Más información