Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

PRISA firma la venta del 56% de Canal+ a Telefónica por 750 millones

El precio final supera en 25 millones al inicialmente pactado

Manuel Polanco, presidente de PRISA TV; José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica; Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA; César Alierta, presidente de Telefónica, Fernando Abrill-Martorell, consejero delegado de PRISA, y Ángel Vilá, director general de Finanzas de Telefónica, esta tarde en la sede de Telefónica en el acto de firma de la operación.

Telefónica y PRISA, grupo editor de EL PAÍS, han firmado esta tarde el acuerdo por el que la compañía presidida por César Alierta compra el 56% de Canal+ al grupo dirigido por Juan Luis Cebrián, según han comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El precio del acuerdo de compraventa ha sido finalmente de 750 millones de euros, 25 millones superior al inicialmente anunciado, si bien está sujeto a los ajustes habituales en el momento del cierre definitivo de la operación.

En palabras de Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo de PRISA, “se trata de una gran noticia tanto para PRISA como para Telefónica. Hace tiempo anunciamos nuestra voluntad de vender la televisión de pago para concentrar los esfuerzos del Grupo en el negocio de la educación y la información, con especial foco de crecimiento en América Latina. Nuestra televisión de pago es emblemática por su gran calidad y estoy seguro de que Telefónica consolidará su liderazgo en España para beneficio de todos sus abonados”, según ha señalado a través de un comunicado.

Por su parte, el presidente de Telefónica, César Alierta, calificó a través de una nota la operación como “muy positiva” y señaló que constituye un avance importante en el desarrollo de la televisión de pago en español. Alierta explicó también que “este acuerdo es un paso adelante significativo en el proceso de transformación de la compañía en una telco digital de referencia”.

La operación supone para PRISA una pérdida contable de 2.067 millones

La operadora que preside César Alierta posee ya el 22% de Distribuidora de Televisión Digital, DTS (nombre de la sociedad que gestiona Canal+), por lo que, al cierre de la compra controlará el 78% de la propiedad. El otro 22% está en manos de Mediaset España, que tendrá un plazo de 15 días naturales, a contar desde que el consejo de administración de DTS le comunique los términos del contrato, para ejercitar el derecho de adquisición preferente o el derecho de acompañamiento de conformidad con lo previsto en los estatutos sociales y en el acuerdo entre accionistas de DTS.

En sendos hechos relevantes remitidos a la CNMV, ambas compañías han explicado que el cierre de la operación está condicionado a la obtención de la preceptiva autorización de las autoridades de competencia y a la aprobación por un panel representativo de los bancos financiadores de PRISA.

La transacción supondrá una pérdida contable estimada en las cuentas consolidadas de grupo PRISA de 2.067 millones de euros aproximadamente y, en las cuentas individuales de PRISA, de aproximadamente 753 millones de euros, según ha comunicado la compañía al organismo supervisor, "lo que pondrá a la compañía en situación de desequilibrio patrimonial", según el hecho relevante remitido por la empresa.

PRISA añade que su contrato de financiación prevé un mecanismo de conversión automática de una parte de la deuda de la compañía en préstamos participativos "en una cuantía suficiente para compensar dicho desequilibrio patrimonial".

Desde su fundación en 1989, Canal + ha liderado el mercado de la televisión de pago en España, en el que fue pionero. Hoy cuenta con 1.661.381 abonados, y un ARPU (ingreso medio por abonado al mes) de 43,5 euros. A cierre de 2013 los ingresos de Canal + ascendieron a 1.166 millones de euros, con un resultado bruto de explotación (EBITDA) de 28 millones.