La deuda pública supera por primera vez los 990.000 millones con el 96,8% del PIB

El pasivo del Estado sigue tocando niveles desconocidos hasta la fecha en marzo

El repunte del primer trimestre amenaza con dar al traste con las previsiones de todo el año

Montoro, en la Comisión Nacional de Administración Local celebrada esta semana. EFE

Tantos titulares celebrando el pretendido éxito del Tesoro en las subastas tiene su otra cara en las estadística de deuda pública, que de hecho está en su nivel más alto de la historia. Según los datos que ha avanzado este miércoles el Banco de España, el pasivo del conjunto de las Administraciones subió en 2.500 millones en marzo, con lo que superó por primera vez los 990.000 millones de euros.

En relación con el PIB, el nuevo avance elevó el porcentaje de la deuda en tres décimas, hasta el 96,8%, con lo que en solo un trimestre ha aumentado en 2,7 puntos porcentuales. En porcentaje, sin embargo ni el 96,8% actual ni el 99,5% esperado para fin de año no suponen ningún máximo histórico, aunque sí el nivel más alto en un siglo. Esto es así porque a principios del Siglo XX, la deuda público superó el 124% del PIB, según una seria histórica actualizada del FMI.

Si sigue a este ritmo, que equivale a crecer a razón de unos 10.000 millones de euros al mes, la deuda pública amenaza con alcanzar el objetivo anual del 99,5% del PIB antes de tiempo. No obstante, el Gobierno confía en que el crecimiento económico esperado para este año, de al menos un 1,2% del PIB, frene el ascenso del pasivo al aumentar el denominador de la fracción. Un efecto similar ha tenido el cambio estadístico del PIB. También condiciona el análisis el hecho de que el Ministerio de Hacienda se ha tenido que rascar el bolsillo en este arranque del año para seguir sufragando el plan de pago a proovedores.

En este sentido, el secretario de Estado de Economía, Fernando Latorre, ha asegurado que el repunte de la deuda pública hasta marzo es "coherente" con sus previsiones. Además, ha vinculado el crecimiento con los proveedores y con el hecho de que el Tesoro "va por delante de la media del año" en sus colocaciones. De hecho, ha revelado que las emisiones de deuda neta en 2014 serán menores a las previstas inicialmente en 6.000 millones de euros.

El aumento de marzo, según los datos publicados por el Banco de España, se explica por la emisión de deuda a medio y largo plazo, que de hecho aumenta en 5.900 millones. Además, sube el saldo de los créditos comerciales, en 650 millones. Frente a esta evolución, el pasivo contabilizado en letras a corto plazo baja en 4.000 millones en marzo.

El organismo que dirige Luis Linde también detalla la marcha de la deuda por el diferente tipo de Administración. El mayor incremento está en el Estado, que sube en 8.350 millones, mientras en las comunidades crece en 3.700 millones y, en las corporaciones locales y tras su buen desempeño de 2013, el agregado solo aumenta en 107 millones. Aunque la suma de todos ellos arroja un alza de 12.135 millones, hay que tener en cuenta que en esta cifra están duplicados créditos por 9.641 millones correspondientes al fondo de líquidez y el pago a proveedores, deuda que aparece en al menos dos Administraciones al mismo tiempo. La resta de ambos conceptos es lo que arroja el avance neto de 2.500 millones.

Más información