Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
REPORTAJE

Costco entra en Europa por Sevilla

La cadena estadounidense abrirá este jueves en la capital andaluza su primer centro en el continente

Instalaciones de la gran superficie Costco en Sevilla.

Han logrado que 15.000 personas paguen una cuota para tener derecho a comprar en su tienda, y ni siquiera han abierto sus puertas. La cadena estadounidense de supermercados Costco se instala en España. Inaugura su primer supermercado este jueves, en Sevilla. Este desembarco, aunque tímido, no ha pasado desapercibido para el sector de la distribución, que mira con una mezcla de recelo y expectación al nuevo rival. Costco es uno de los grandes jugadores mundiales con 650 tiendas en nueve países y su llegada a la capital andaluza es el primer paso para entrar en Europa continental, tras los portazos de Francia.

La tienda que Costco abre en Sevilla tiene 15.000 metros cuadrados y 235 empleados. Tras esta, la compañía tiene pensadas inauguraciones en Madrid, Barcelona y Valencia. Además de un nuevo competidor, Costco supone la llegada a España de un nuevo modelo de supermercado: el club de compras. ¿Pagaría usted por poder ser cliente de un supermercado? Esta cadena estadounidense lo exige, con una cuota de entre 25 y 30 euros al año. A cambio, asegura que ofrece precios más bajos que la competencia.

En Estados Unidos los márgenes brutos de esta empresa se mueven cerca del 10%. En las cadenas españolas de supermercados rondan el 20%. En cuanto al surtido, se limitarán a unas 3.500 referencias, con una cuota muy baja de marcas blancas, frente a las 8.000 usuales en los supermercados de tamaño medio. “Hay cierto revuelo entre las cadenas que ya están en España, porque este sector ya vive en una competencia feroz. De momento es solo una tienda, pero si el modelo de Costco cuaja y se expande mucho, habrá que pelear con una multinacional muy fuerte por mantener el trozo de pastel”, explican fuentes empresariales.

Para ser cliente de la gran superficie hay que pagar una cuota de entre 25 y 30 euros al año

La idea de Costco de implantarse en España se remonta 15 años atrás, según reconoció en octubre el director financiero, Richard Galanti. Desde entonces, el reto ha sido estudiar cómo transmitir la filosofía de la cadena. “Quien ya conocía Costco no ha dudado en afiliarse. Nuestro primer socio es un norteamericano casado con una sevillana que nada más ver el edificio vino a inscribirse sin preguntar condiciones ni, incluso, fecha de apertura”, explica el gerente de marketing, Roberto Cabreras. “En España aún no ha calado el espíritu de los clubes de compras; lo primero que nos preguntan los ciudadanos es por qué deben pagar para comprar. Cuando se les explican las ventajas, todo cambia”, continúa. Cabreras explica que durante las últimas semanas 40 comerciales han ido puerta por puerta para dar a conocer la apertura del establecimiento. “El boca a boca se encargará del resto”, dice.

La tienda de Costco se ubica en el parque comercial Higuerón Sur, una zona empresarial en expansión situada al norte de Sevilla (a 15 minutos en coche del centro). “Apostamos por Sevilla porque es una ciudad que ha crecido mucho en los últimos años. Que haya sido la primera en España ha sido casualidad, aquí las negociaciones han ido más rápidas que en Barcelona o Madrid, por ejemplo”, explica la directora general en España, Diane Tucci.

En la tienda hay desde perritos calientes por un euro hasta un anillo de diamantes por 70.000

Explica Tucci que las expectativas en la sucursal de Sevilla son “grandes”. Las previsiones, “un secreto”. Ella espera que en los próximos meses los 235 trabajadores en Sevilla suban hasta 250, que se sumarán a los 178.000 empleados que ya tiene en todo el mundo. “No queremos hablar de previsiones, ya llegarán”, apunta. En todo el mundo, Costco registró el año pasado ventas por 102.870 millones de euros.

En el centro sevillano, hay cabida para todo tipo de productos. “Puedes comerte un perrito caliente por algo más de un euro o comprarte un anillo de diamantes por 70.000”, explica Roberto Cabreras. En las estanterías ya se amontonan cajas de electrodomésticos, decoración, belleza, alimentación… “Apostamos mucho por nuestros productos frescos: carnicería, panadería…”, apunta la directora general. Punto que también es compartido por los socios. “Sobre todo me interesa la alimentación”, apunta Antonio Luna, de 61 años y jubilado. “Si toda la comida está a mejor precio, no tendré que ir tienda por tienda buscando las ofertas”, agrega Sonia de la Torre, de 37 años y ama de casa.

De los que ya son socios, el 35% son empresarios. “Normalmente, este sector representa el 40% frente al 60% de particulares. Estamos convencidos de que tras la apertura aumentarán los empresarios que se unan al club. Bastará con que vean nuestros precios”, apunta la directora general sin dar más detalles sobre tarifas.

Más información