Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los mejores sueldos de España

Esta semana ha finalizado el plazo para presentar los sueldos de las cotizadas. Los directivos mejor pagados del Ibex ganan de media 75 veces más que sus empleados

getty images

Las compañías cotizadas en Bolsa han terminado esta semana de publicar los informes con las retribuciones de sus consejos de administración. Es la primera vez que se conoce con detalle el sueldo de los administradores gracias a la política de mayor transparencia impulsada por el Gobierno. Las cifras que se han conocido desvelan una alta desigualdad salarial entre la cúpula y el resto de trabajadores. Un dato que ilustra este desfase es que los consejeros ejecutivos mejor pagados de las compañías del Ibex 35 ganaron de media 75,5 veces más que sus plantillas en 2013, según cálculos realizados por EL PAÍS a partir de los datos registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En el conjunto de empresas cotizadas en Bolsa hubo 87 ejecutivos que cobraron más de un millón de euros el pasado ejercicio. El directivo mejor pagado de España fue el presidente y consejero delegado de Inditex. Pablo Isla ganó 6,35 millones. Si a esta cantidad se añade la aportación de la empresa a su plan de pensiones, la retribución total fue de 7,98 millones. El grupo textil es también donde se dio el mayor grado de desigualdad salarial entre los empleados y su principal directivo. El gasto medio por empleado de Inditex —tiene 123.957 personas en nómina, el 78% mujeres— fue de 21.763 euros, es decir, 366 veces menos que la remuneración que percibió Isla.

ampliar foto
Fuente: elaboración propia con los datos registrados en la CNMV

La segunda compañía con mayor diferencia entre el ejecutivo mejor pagado y el sueldo del resto de trabajadores fue FCC. El ex consejero delegado de la constructora Baldomero Falcones recibió 7,5 millones —299 veces más que el gasto medio por empleado en el que incurrió la compañía—, aunque lo suyo no fue un salario stricto sensu, sino una indemnización por fin anticipado de su contrato. El caso de Falcones ha vuelto a avivar el debate de hasta qué punto los blindajes de los directivos —en el Ibex hay 881 directivos con contratos acorazados— pueden llevar a recompensar una gestión cuestionable. Falcones llegó al cargo (18 de diciembre de 2007) con la acción de FCC a 53,8 euros y dejó la compañía (31 de enero de 2013) con la cotización en 9,96 euros; además, cogió una compañía que ganaba más de 700 millones, mientras que el pasado ejercicio, el de su adiós, registró pérdidas por 1.500 millones.

Las otras compañías del Ibex donde el sueldo del ejecutivo mejor pagado supuso más de 100 veces el gasto medio por empleado fueron Ferrovial (Íñigo Meirás ganó entre sueldo y pensión 5,39 millones, 151 veces más que sus empleados), Telefónica (la retribución de César Alierta, 6,83 millones, supone 123 veces más que el gasto medio por trabajador de la operadora), Banco Santander (los 6,3 millones de la nómina de Javier Marín significan multiplicar por 117 veces el salario medio del banco), ACS (Florentino Pérez recibió 5,92 millones, 116 veces el sueldo medio de sus trabajadores), Acciona (José Manuel Entrecanales ganó 4,11 millones, 105 veces más que la media de la constructora), BBVA (la remuneración de Francisco González fue de 5,17 millones, 104 veces más) e Indra (el paquete retributivo de Javier Monzón, 3,85 millones, suma 100 veces el gasto medio por empleado de su compañía).

87 consejeros ganaron más de un millón de euros entre salario y pensión

Bankia, por el contrario, fue la empresa del Ibex donde menor desigualdad salarial hay entre la cúpula y la plantilla. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, debido a las restricciones impuestas en aquellas entidades donde la mayoría del capital está en manos públicas, tiene su sueldo limitado a medio millón de euros, solo 8,17 veces más que la media de los empleados del banco. Red Eléctrica (la nómina del presidente supone 9,85 veces el gasto medio por empleado) y Bankinter (11,4 veces) completan el podio de las empresas con menor desigualdad salarial en el Ibex.

Solo tres mujeres en el escalafón

La escasa presencia de mujeres en los puestos de mando de las grandes empresas tiene su reflejo en una representación casi testimonial en el escalafón salarial. Solo tres mujeres aparecen entre los 100 consejeros mejor remunerados de España: Ana Patricia Botín (4,84 millones), del Banco Santander; Eva Castillo (3,21 millones), de Telefónica, y María Dolores Dancausa (un millón), de Bankinter.

Otro dato que llama la atención es la elevada retribución que siguen percibiendo los máximos ejecutivos de empresas en claras dificultades financieras, bien en concurso de acreedores o coqueteando con él. Tres ejemplos: Fernando Martín, presidente de la inmobiliaria Martinsa Fadesa, tuvo un sueldo de 1,62 millones; Jacinto Rey, presidente de la constructora San José, gano 1,6 millones, y José Antonio Martínez, de la empresa de juego Codere, ingresó 0,96 millones.

Pablo Isla (Inditex) fue el directivo mejor pagado con 7,98 millones

Este año, y por primera vez, las sociedades deben remitir al supervisor bursátil un documento homogéneo y mucho más detallado que en ejercicios anteriores sobre las remuneraciones de los miembros del consejo de administración. Esta medida, que aproxima a España a los países con mejores prácticas de gobierno corporativo, permitirá a los millones de accionistas de estas empresas disponer de más información a la hora de juzgar si el sueldo de los gestores está en línea con la generación de valor que aportan.

Un total de 103 grupos cotizados han remitido al supervisor los informes con la retribución devengada en 2013. Si se suman los sueldos que recibieron los consejeros de todas estas compañías se obtiene la cifra de 378,39 millones de euros, un 3,28% menos que el año anterior. La caída de las remuneraciones fue más acusada en el Ibex 35, donde los consejos ganaron 240,9 millones, un 4,94% menos, que entre las empresas de mediana y pequeña capitalización, donde el salario de los administradores se contrajo solo un 0,23%, situándose en 137,4 millones.

La menor remuneración de los consejos se debió no tanto a la aplicación de políticas de austeridad —en 21 consejos del Ibex la retribución aumentó el pasado año— sino al hecho de que las millonarias indemnizaciones pagadas en 2012 distorsionan la comparativa interanual. A finales de ese ejercicio, y ante el temor a que el Gobierno impusiera duras restricciones a los blindajes de los directivos, varias compañías aceleraron el adiós de veteranos consejeros, con el consiguiente desembolso de cuantiosos finiquitos. Entre las indemnizaciones que se pagaron destacan las del ex consejero delegado de Telefónica, Julio Linares (24,7 millones); la del ex número dos de Ferrovial, Joaquín Ayuso (8,1 millones), o la del ex vicepresidente de Indra, Regino Moranchel (9,1 millones).

El Santander tiene el consejo y la alta dirección mejor remunerada

El Banco Santander pagó a sus consejeros 25,7 millones en 2013. A pesar de que esta cifra es un 9% inferior a la de 2012, el órgano de administración de la entidad sigue siendo el mejor pagado de todos los grupos cotizados. El consejo de Telefónica fue el segundo con la retribución agregada más voluminosa (21,3 millones), mientras que IAG ocupó la tercera posición con 16,19 millones. El consejo de la aerolínea, a pesar de aplicar importantes recortes salariales a la plantilla de Iberia, fue el que más se subió el sueldo en 2013 (un 164%) debido fundamentalmente al aumento de la paga variable de los administradores, así como a la entrega de acciones y otros instrumentos financieros.

Fuera del Ibex 35, el consejo mejor pagado fue el de Abengoa. La empresa de ingeniería andaluza distribuyó 15,4 millones entre sus administradores y situó a su presidente (Felipe Benjumea) y a su consejero delegado (Manuel Sánchez) en los puestos 16º y 17º respectivamente del ranking de los 100 consejeros mejor pagados de la Bolsa, con una asignación de 4,48 millones a cada uno.

La alta dirección, también bien remunerada

Además de los consejeros, el otro colectivo con sueldos muy por encima de la media de los trabajadores es el de los miembros de la alta dirección de las compañías. En su caso, las retribuciones no se facilitan de forma individualizada, pero las cifras globales sugieren que muchos de ellos tienen plaza segura en el club del millón de euros. Las compañías del Ibex 35 tienen 428 altos directivos que en 2013 ganaron 341,3 millones. Es decir, de media este cuerpo de élite recibió una retribución de 810.000 euros, un 3,8% más que en 2012. Los grupos que no forman parte del índice selectivo acumulan 450 altos directivos que en 2013 ganaron 260.000 euros de media, un 8% menos que un año antes.

Como ocurre con los consejeros, el Banco Santander también tiene la alta dirección mejor remunerada. De media, los 23 miembros de este colectivo recibieron 3,16 millones en 2013. Tras la entidad financiera, Telefónica tiene los altos directivos mejor pagados (2,02 millones de media), y en tercer lugar se sitúa Ferrovial (1,48 millones). También superan el millón de euros de media los altos directivos de Repsol (1,43 millones), BBVA (1,38 millones), IAG (1,32 millones), Iberdrola (1,27 millones), Caixabank (1,07 millones) e Indra (1,05 millones). Fuera del Ibex 35, los directivos mejor remunerados son, por este orden, los de Endesa (0,9 millones), Abengoa (0,81 millones) y Atresmedia (0,63 millones).

Solo hay tres mujeres entre los 100 consejeros con mayor retribución

Una de las causas de la crisis, sobre todo en el sector financiero, fue el culto al bonus y el excesivo peso de los paquetes retributivos a corto plazo. Se entiende que estas políticas estimulan un estilo de gestión que asume más riesgos de lo que sería conveniente. Por eso, los supervisores y reguladores han intentado influir en las políticas salariales para diferir en el tiempo las retribuciones y ligar estas a la consecución de objetivos sostenibles que generen valor para los accionistas. Además, se intenta extender la posibilidad de que se restituya parte de la retribución concedida en caso de que se demuestre que la gestión ha sido mala.

Esta meta, sin embargo, no se está logrando, según se desprende de la composición de las remuneraciones de los consejeros mejor pagados de la Bolsa. La partida salarial más importante (el 29,77% del total) es el sueldo, seguida por la remuneración variable a corto plazo (26,85%) y el pago en acciones (8,9%). El resto de partidas que completan el esquema retributivo son las siguientes: aportaciones a planes de pensiones (7%), bonus a largo plazo (6,5%), retribución fija (5,7%), indemnizaciones (4,78%), asistencia a consejos de otras empresas del grupo (2,96%), otros conceptos (2,92%), opciones sobre acciones (1,84%), asistencia a comisiones del consejo (1,39%) y dietas (1,11%).

Más detalles sobre las pensiones

La exigencia de una mayor transparencia de las retribuciones también ha permitido este año conocer con más detalle el importe acumulado por muchos consejeros en materia de pensiones. El sector que más uso hace de este sistema de retribución es el financiero. En 2013, seis de los siete bancos del Ibex 35 (Bankia no hizo aportaciones) destinaron 11 millones a engordar los sistemas de jubilación de sus administradores. Al cierre del pasado ejercicio, 23 banqueros acumulaban derechos de pensión por valor de 227 millones.

Los banqueros que más derechos de pensión acumulan son los del Banco Santander. Siete consejeros tienen fondos para su retiro por valor de 144,6 millones de euros. El banquero con la pensión más alta en estos momentos, no solo del Santander, sino de todo el sector financiero, es Matías Rodríguez Inciarte, con 46 millones. En esta entidad también destacan las pensiones de Ana Patricia Botín (37,2 millones al cierre de 2013) y Emilio Botín (25,8 millones).

En el caso del BBVA, el consejero delegado, Ángel Cano, acumula derechos sobre 23,6 millones. Asimismo, cuando cumplió 65 años, Francisco González, presidente del BBVA, se llevó el capital acumulado (79,7 millones) en su fondo de pensiones. Esta cantidad se externalizó en una póliza de seguro cuyas prestaciones no podrán ser percibidas hasta el cese en sus funciones ejecutivas. Otros banqueros con pensiones millonarias son el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, con 6,6 millones, y el vicepresidente de esta entidad, José María Arias Mosquera (14,27 millones). En el caso del consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, su plan de jubilación supera los 12 millones.

La retribución variable a corto plazo supone el 27% del salario

Sin embargo, no solo los banqueros tienen garantizado un retiro dorado. ACS aportó 1,36 millones al sistema de ahorro a largo plazo de su presidente en 2013. Florentino Pérez acumulaba con ello derechos de pensión al cierre del pasado ejercicio por valor de 34,69 millones. Otro ejecutivo con una pensión considerable es Javier Monzón. El presidente de Indra acumulaba al cierre de 2013 derechos sobre 11,5 millones. Además, la empresa se ha comprometido a aportarle una cantidad anual equivalente al 15% de su retribución total (para 2014 está previsto un ingreso de 600.000 euros) hasta que cumpla 62 años, momento en el que recibirá el dinero acumulado en el fondo “con independencia de la posible continuidad de su relación profesional con la sociedad”.

La intención del Gobierno con las reformas en materia de transparencia y gobierno corporativo es dar más poder a la junta de accionistas a la hora de determinar la remuneración de los consejeros de las empresas. En España todavía no ha calado el movimiento de oposición a los altos sueldos surgidos en otras latitudes, principalmente los mercados anglosajones, conocido como la primavera de los accionistas. En las juntas celebradas en 2013, el voto de rechazo a los salarios de los consejeros en empresas del Ibex fue solo del 7,5% de media. Las empresas donde hubo más contestación a las políticas salariales fueron Jazztel (39,1%), Telefónica (36,7%) y Mediaset (18,7%).

Más información