El paro baja en 111.565 personas en el mejor mes de abril registrado

El número de apuntados en el antiguo INEM cae a 4.684.301 desempleados

El empleo arroja un balance de 133.765 cotizados más gracias a la Semana Santa

El paro registrado bajó en 111.565 personas en el mejor mes de abril de la serie histórica, según los datos que ha publicado este martes el Ministerio de Empleo. Tras este descenso, que también es el segundo mejor mes de toda la democracia, el número de apuntados en el antiguo INEM cae a 4.684.301 desempleados. El empleo, por su parte, presenta un balance muy positivo de 133.765 cotizados más de media. La recuperación del empleo ha tenido lugar, principalmente, gracias a la campaña de contratación de la Semana Santa y el inicio de la temporada turística. Prueba de ello, la hostelería, que es la actividad con los sueldos más bajos, utiliza trabajadores poco cualificados y con puestos muy condicionados con la estacionalidad, acapara más de la mitad de las nuevas afiliaciones.

Con este balance, el paro suma su tercer mes consecutivo a la baja si se toma como referencia el mes anterior y el séptimo si la comparación se hace con los datos interanuales. En abril, el recorte frente a este mes de 2013 es de 304.892 personas, lo que supone un descenso del 6,11%. El sector que ha propiciado el nuevo descenso ha sido el de los servicios ya que tres de cada cuatro desempleados que salieron de las listas del INEM estaban apuntados en él. Este hecho consolida la teoría de que la recuperación ha venido de nuevo de la mano del turismo.

En este sentido, sin tener en cuenta el efecto estacional que tanto incide en el turismo, el paro disminuye bastante menos con 50.202 personas. En cualquier caso, la recuperación queda patente en que contrasta con el resultado habitual de los últimos cinco años de crisis, que era que el paro subiese en 37.000 personas. Según la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, con este resultado ya van nueve meses en el que el desempleo baja en términos desestacionalizados, algo que no sucedía desde 1999.

En los archivos, la serie histórica sobre el paro que más se remonta en el tiempo arranca en julio de 1933. Dentro de la estadística y con el matiz de que presenta importantes huecos —como la Guerra Civil—, el dato de abril de 2014 aparece como el mejor para este mismo mes de todo el periodo. De hecho, solo en junio de 2013 el paro bajó con más intensidad que en abril de este año, con 127.248 desempleados menos.

Del lado del empleo, un dato que no se ve condicionado por los parados que dejan de apuntarse al INEM ante las dificultades de econtrar trabajo o porque han agotado la prestación, el balance también es positivo. Y por los mismos motivos que el desempleo: el negocio del sol y playa y la temporada turística. La mejora de la afiliación eleva el número medio de inscritos en la Seguridad Social a 16.430.053 personas. Esta dato es un 0,82% superior al de marzo, con lo que el sistema suma su tercer mes de recuperación.

El avance de la ocupación de 133.765 personas en abril se trata del mejor comportamiento de la afiliación en este mes de la serie estadística, exceptuando 2005, año en el que tuvo lugar la última regularización extraordinaria de inmigrantes en España, tal y como recuerda el departamento que dirige Fátima Báñez. En términos absolutos, es el segundo mejor mes de la crisis por detrás de mayo de 2013. En términos interanuales también mejora por tercer mes consecutivo con un 1,22% o 197.701 ocupados más.

El Ministerio destaca que en datos desestacionalizados —esto es, corregido el efecto calendario—, el empleo crece por octavo mes consecutivo al sumar 61.111 trabajadores.

El dato de paro registrado se conoce una semana después de que se publicase la Encuesta de Población Activa (EPA) que trimestralmente elabora el INE. Este sondeo, considerado más fiable para analizar la evolución del mercado laboral que el del Ministerio de Empleo, supuso un jarro de agua fría para el optimismo del Gobierno ya que reveló que España sigue destruyendo empleo más de seis años después del inicio de la crisis.

El balance del Ministerio también llega con las nuevas previsiones de Bruselas recién publicadas y que son más prudentes que las que maneja el Gabinete de Mariano Rajoy. Según las cifras que maneja el Ejecutivo comunitario, la recuperación económica de España llegará sin apenas creación de empleo, lo que no permitirá que la tasa de paro baje del 24% en 2015. Frente a estas proyecciones, el Gobierno confía en que se reduzca al 23,3% el próximo año y que el empleo crezca un 1,2%.

Más información